¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



En la serie de la CBS norteamericana The Good Wife, nos han demostrado que se puede hacer una serie sin que venga con la etiqueta “feminista” como principal, porque debe ser normal que la posición de la mujer en el trabajo, en la familia y en su situación personal, sea igual a la de un hombre.
La reflexión que hace esta serie de drama legal en la vida de Alicia Florrick, esposa del fiscal general del estado en un condado de Illinois, es más allá que la que se ha visto en múltiples series de género similar en los últimos 20 años.


La protagonista es víctima del escándalo en la que se ve envuelto su esposo después de ser acusado de tramas de corrupción y polémica sexual. Ella, abogada de formación, pero ama de casa por decisión, tiene que tomar las riendas de su vida y sacar a su familia adelante tras la dimisión forzada y encarcelamiento de su marido.
Siete temporadas y 156 capítulos a sus espaldas, Alicia Florrick lucha con poder conciliar su vida como abogada en un importante bufete de Chicago, su vida como madre de dos adolescentes, un matrimonio roto con ansias de sanarse – especialmente en la esfera pública- y una vida personal torbellino, influenciada por el poder y disputas varias del mundo de la abogacía profesional.


Es un reto, diferente a cualquier otro en el mundo de la televisión, lograr alcanzar una narrativa que empodere a la mujer sin ser tan evidente que parece que solo se dedica a eso. La gran hazaña de The Good Wife es demostrarnos que personajes femeninos en poder, como su jefa Diane Lockhart, su compañera investigadora Kalinda Sharma y ella misma, tienen posiciones completamente normales y que no se ven intimidadas por cuestiones de género. Están allí porque lo merecen, porque trabajan duro, y porque son las mejores, como veríamos en cualquier serie a un hombre. Son mujeres en poder por sus propios méritos, y demuestran una lucha constante para mantenerse en la posición que merecen.

Inicia sesión para enviar comentarios