¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



Adaptada de la serie de novelas de Cecily von Ziegesar, ‘Gossip Girl’ fue el drama adolescente de éxito en 2007 antes de que llegaran los vampiros y arrasaran con todo. Producida y distribuida por la misma cadena que ‘Crónicas Vampíricas’, The CW logró que GG se mantuviera en todo lo alto y no solo funcionara como escape a los colmillos, sino también un drama que fuera completo y atractivo.

La serie tiene lugar en el ‘Upper East Side’, el barrio adyacente al Central Park por el lado este, caracterizado por ser hogar de los más “pijos”, las casas eclécticas de multimillonarios, colegios privados y museos como el MET. Todos recordamos la pasada gala del MET donde vimos el punto en el que confluyen diseño de moda y la religión católica. El vestido de Blake Lively merece su propio altar, y es que es ella misma la protagonista de la serie. 

2007, Nueva York: en el círculo de los colegios “Constance” y “St. Jude’s”, Blair Waldorf (Leighton Meester), una morena hija de la diseñadora de moda Eleanor Waldor, parece ser la reina. La reina B (Queen B en inglés da lugar a entender “queen bee” de abeja reina). Sin embargo, la que fue su mejor amiga, Serena van Der Woodsen (Blake Lively), vuelve tras su misterioso escape a un internado al norte de Connecticut. Su aparición será durante una fiesta de la mismísima Blair, donde todos sus compañeros de clase la ven llegar, y los que no se dan cuenta, se enteran gracias a que Gossip Girl envía una foto con la información “Vista. Serena van Der Woodsen está de vuelta”.

Gossip Girl nadie sabe quién es, saben que es una página web a la que ellos mismos envían fotos y tips anónimos - o no tanto - sobre las personalidades del barrio. Si ves a una nueva pareja, no tienes más que sacar el teléfono, hacer una foto, enviarla a su correo electrónico y ya será ella la que se encargue de que todos la reciban. Gossip Girl termina entrometiéndose en ciertas discusiones de pareja y familiares con sus partes del día creando el caos. Sin embargo, no son pocas las veces que se acude a ella para zanjar algún tema. ¿Verdad, Blair?

Lo curioso es que, la serie se da en 2007. ¡Hace ya más de 10 años! El año del lanzamiento del iPhone, del smartphone que lo revolucionaría todo. Quienes fuimos adolescentes en aquella época sabemos lo privilegiado que te sentías al tener cámara en el teléfono pero que con suerte podías distinguir quién era en ese barullo de píxeles. Tampoco era barato enviar un ‘mensaje multimedia’, y levantar la tapa del móvil para hacer una foto es algo que la nueva generación Y no ha vivido. 

Entonces… ¿os habéis planteado qué pasaría ahora si Gossip Girl fuera repensada para 2018? Con la facilidad y calidad que tenemos para hacer fotos con el móvil, las redes sociales, los escándalos… Bueno, no voy a mentir. Vivimos en un Gossip Girl constante. Facebook lo confirma. 

Inicia sesión para enviar comentarios