¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



EN QUE TRATA CUÁN SEGURO CAMINO ES PARA LOS CONTEMPLATIVOS NO LEVANTAR EL ESPÍRITU A COSAS ALTAS SI EL SEÑOR NO LE LEVANTA Y CÓMO HA DE SER EL MEDIO PARA LA MÁS SUBIDA CONTEMPLACIÓN LA HUMANIDAD DE CRISTO. DICE DE UN ENGAÑO EN QUE ELLA ESTUVO UN TIEMPO. ES MUY PROVECHOSO ESTE CAPÍTULO.


[...] 8. Esto de apartarse de lo corpóreo, bueno debe ser, cierto, pues gente tan espiritual lo dice; mas, a mi parecer, ha de ser estando el alma muy aprovechada, porque hasta esto, está claro, se ha de buscar al Criador por las criaturas. Todo es como la merced el Señor hace a cada alma; en eso no me entremeto. Lo que querría dar a entender es que no ha de entrar en esta cuenta la sacratísima Humanidad de Cristo. Y entiéndase bien este punto, que querría saberme declarar.

 

COMENTARIO DE TEXTO


La santa de Ávila a lo largo del texto, y más en concreto en este fragmento, nos afirma que la representación del espíritu de Cristo debe superar a las imágenes del cuerpo, es decir, a la idea que tenemos de Cristo como hombre. Es preciso mencionar que la idea de superar la humanidad de Jesucristo ya proviene de la mística tradicional neoplatónica, donde el alma sobrepasa y llega a la perfección en tres grados: vía purgativa, vía iluminativa y vía unitiva. Sin embargo, Santa Teresa de Jesús –y es aquí donde viene la marca de originalidad e importancia del texto–, propone desde su propia experiencia vital que no hay razón para superar la humanidad de Cristo, puesto que "según ella, las experiencias más altas de la oración son puras gracias a Dios. No se logran con esfuerzos propios y no se pueden repetir si Dios no las da." (Morón, 1982:91).
Para concluir podemos decir que, gracias a Santa Teresa, se cristianizó la mística española que hasta entonces había sido neoplatónica. Por tanto, la mística medieval es la unificación de tres fuentes que han sido importantes para el estudio de este tipo de literatura: el Cantar de los cantares, el Evangelio de San Juan y el neoplatonismo.

 

Inicia sesión para enviar comentarios