¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



Fran Vicente es un joven cocinero salamantino que triunfa en la actualidad en Madrid gracias a su buen hacer profesional. Coincido con él en el céntrico Teatro Liceo de la capital salmantina, donde ha acudido para participar en ‘Gastronomía y Literatura’, un ciclo de conferencias promovido desde el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua con la colaboración de la Concejalía de Cultura, que buscas explotar y dar a conocer los estrechos vínculos que existen entre dos cuestiones aparentemente alejadas una y otra y que, sin embargo, tienen en común más de lo que se puede imaginar.


Francisco José Vicente Hernández es un joven profesional que, a sus treinta años ha conseguido las mieles del éxito y ha gozado de la popularidad que proporciona un medio tan generoso como la televisión. Su paso hace tres años por el popular concurso ‘Top Chef’ de Antena 3, donde quedó finalista, le catapultó a una fama de la que todavía no se ha desprendido del todo. Vicente rebosa optimismo y es capaz de contagiar ese valor a quienes le escuchan, especialmente en su ciudad, que conoce su talento en una de las ciencias más importantes en la actualidad por distintas razones. Porque esa es la realidad.
La gastronomía se instaló en nuestras vidas con fuerza no hace muchos años y tampoco se entiende como una actividad ‘pasajera’ o pegada a la moda. Al contrario. Su presencia resulta constante y cada vez ocupa más espacio en medios de comunicación. Proliferan todo tipo de formatos; concursos, divulgativos, de recetas o programas dedicados a ‘salvar’ negocios ruinosos. El caso, es que el público siempre responde y que muchos de estos profesionales, quizás, a veces, a su pesar, se han convertido en estrellas del firmamento gastronómico. Si se paran a pensarlo, seguramente cualquiera de ustedes es capaz de mencionar, a poco que lo piense, a media docena de profesionales de la cocina. No sé si este mismo ejercicio sería igual de sencillo en cualquier otra actividad profesional… Lo dudo mucho.


En la actualidad Fran Vicente es chef ejecutivo del restaurante madrileño ‘Sainete’, local en el que está al frente de equipo de diez personas, al tiempo que ejerce como asesor gastronómico de distintos negocios de hostelería. ‘Hacia dónde camina la cocina, realidad o ficción’, fue el sugerente título que dio a su interesante intervención en la que dejó claro, especialmente, la nueva filosofía y el cambio de actitud que se ha implantado en la cocina, sobre todo por una pérdida de respeto a unas reglas de oro inmutables, que acabaron despedazadas desde que un joven Ferrán Adriá puso patas arriba este negocio atreviéndose con cosas imposibles. Los cocineros buscan ahora hacerse un hueco dejando muy claro su marca personal, aquello que les hace diferentes a sus compañeros… La creatividad, la experimentación, el trato con el cliente, la calidad de los productos son factores que siempre son tenidos en cuenta.


El joven chef salmantino es plenamente consciente de la complejidad de este negocio y de la necesidad de atender a un puñado de factores que lo rodean y definen. Así, recuerda la necesidad de atender otros aspectos menos considerados en ocasiones como la formación del personal, la vajilla, la maquinaria, la bodega o la comunicación, una difusión siempre necesaria para dar a conocer el local los productos y lo que va a encontrar el cliente. La publicidad tradicional ha cambiado con el paso del tiempo y las redes sociales se han convertido en instrumentos útiles y casi imprescindibles para llegar a miles de personas, en tiempo real. Y Fran Vicente lo sabe. Cuenta con miles de seguidores en su cuenta de Twitter, que actualiza constantemente y conoce las necesidades de un negocio en constante evolución, sujeto a los cambios de consumidores que reclaman siempre más. El concepto ‘vanguardia’ va más allá del uso de una serie de técnicas o pensar que simplemente alude a una contraposición a la cocina popular, clásica o tradicional.


Vicente concluye con una reflexión interesante. ‘La gastronomía española del siglo XXI se ha convertido en sector de actividad más importante del ser humano porque es una actividad saludable, solidaria, sostenible y satisfactoria’. Desde luego, este argumento deja huella en cualquiera y nos hace acercarnos a la visión de este negocio desde una nueva perspectiva.

Inicia sesión para enviar comentarios