¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



Madrid, ciudad que ha sido durante siglos fuente de inspiración literaria para autores de todo tipo de géneros y estilos, es la invitada de uno de los encuentros culturales más importantes en lengua española que existen en el mundo. La prestigiosa Feria del Libro de Guadalajara (México) acaba de abrir sus puertas y durante poco más de una semana se convierte en centro del universo literario en español, en esta ocasión, con la capital madrileña como referente. Las cifras que mueve este evento, un año más, causan respeto. Hasta el 3 de diciembre, la organización calcula que cerca de 700 escritores procedentes de más de 40 países desfilen por las instalaciones del recinto que acoge este encuentro en la populosa capital de Jalisco.
‘Madrid. Ganaras la luz’ es el lema elegido por la ciudad invitada, que cuenta con un pabellón propio, un cilindro negro de grandes dimensiones y 21 metros de diámetro que irrumpe con fuerza en medio de la Feria del Libro. La sorpresa que guarda en su interior es un ágora de luz que invita a la lectura y el coloquio. La alcaldesa madrileña, Manuel Carmena, que acudió a Guadalajara para inaugurar este foro, lanzaba una invitación expresa a todos los lectores en lengua española para que descubrieran el patrimonio madrileño a través de los libros y de muchos de los autores que se han convertido en referentes para varias generaciones. La oferta que Madrid ha llevado a este foro internacional resulta compleja y variada. De esta forma, el Ayuntamiento ha organizado actividades que no se limitan exclusivamente al ámbito literario sino que también se extienden a la música, que tiene un importante protagonismo. La literatura infantil, el cómic, las generaciones jóvenes de escritores, autores ya consagrados.... todos tienen su sitio en el pabellón de Madrid.
En la primera jornada, tuvieron protagonismo escritores como Fernando Savater, Arturo Pérez Reverte, Leopoldo María Panero y Ray Loriga. En ese día se concentraron las reivindicaciones y se hizo especial énfasis en los lazos que desde hace años vinculan culturalmente a Madrid y, en definitiva a España, con México. Las crónicas que los medios de comunicación dedican a las jornadas, a las actividades y a los protagonistas de la nueva FIL coinciden en muchos casos en detallar el hecho de que muchos visitantes acuden preguntando por un determinado autor, más allá de pedir consejos sobre lecturas; prueba de que saben lo que quieren y de que conocen el mercado literario español, sus productos y también a sus protagonistas.
Desgraciadamente, no he tenido la oportunidad de desplazarme personalmente a este encuentro con la literatura en español. Así que desde este espacio, mi pequeñísimo homenaje a la FIL de Guadalajara por la gran labor de difusión que hace, y porque desde hace años ha conseguido consolidarse en referente para todos aquellos que hablamos y leemos en español Si busca información de lo que allí se está viviendo durante esta intensa semana puede hacerlo en esta dirección: https://www.fil.com.mx/

Inicia sesión para enviar comentarios