¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



Los libros que hablan de otros libros poseen un encanto especial, especialmente para los lectores de novela que estamos siempre buscando lecturas frescas, capaces de salirse de lo común y de despertar pasiones. La lectura del ‘La biblioteca de los libros rechazados’, título publicado este año por el superventas francés David Foenkinos, me ha deparado una gran satisfacción personal por diversas razones que quiero compartir en esta ventana abierta al mundo que es internet.


Misterio, romanticismo, amor, humor, personajes geniales y perfectamente reconocibles con los que el lector empatiza desde el primer momento confluyen en una historia tan sencilla como increíble, que se lee con una sonrisa permanente y que va creciendo página a página, sin permitir que la ficción decaiga en ningún momento. Todos estos elementos definen el nuevo libro del heterogéneo y multipremiado autor francés, que es capaz de lograr extraordinarios momentos literarios y sorpresas que se abren paso en un relato tan sencillo como fascinante.
La historia que cuenta el libro resulta cercana. En Crozon, un pueblecito de la Bretaña francesa, un bibliotecario decide albergar todos los manuscritos que han sido rechazados por distintos editores y hacerles un hueco en su local, donde se quedará para siempre. Una joven editora, acompañada de su novio, un escritor en horas bajas, visitará esa singular biblioteca y encontrará entre los distintos manuscritos un libro que huele a obra maestra. ‘Las últimas horas de una historia de amor’ es la novela que escribió Henri Pick, pizzero fallecido dos años antes, que en su rutinaria vida junto a los fogones nunca ni lejanamente llegó a acercarse a la literatura, según confirma familia. La publicación del manuscrito acabará provocando una auténtica conmoción cultural que alcanzará de lleno todo el país. Y no digo más…


Con estos sencillos mimbres, Foenkinos ha creado una historia en la que, como él mismo ha dicho en varias ocasiones, ha pretendido volcar en ella su pasión por la literatura. Su obra comienza a ser extensa y variada y rezuma calidad. Otra de las novelas del joven autor francés que más huella ha dejado en los lectores es la premiada ‘La delicadeza’ (2009), que se hizo con diez galardones, entre ellos el de los lectores de ‘Le Télégramme’, el ‘An Avel’ o el ‘7ème Art’. Esa novela también resultó finalista de los premios literarios franceses de más prestigio como son el ‘Goncourt’, el ‘Renaudot’, el ‘Médicis’, el ‘Fémina’ e ‘Interallié’; incluso llegó a conocer una versión cinematográfica a cargo del propio autor y de su hermano.
La crítica ha alabado de él su capacidad para salirse de lo convencional y de ser capaz de reinventarse en cada nuevo trabajo, así como su capacidad de crear una historia capaz de resultar al mismo tiempo inteligente, divertida y cruel. ‘La biblioteca de los libros rechazados’ tiene la virtud de mezclar intriga, comedia satírica… en definitiva, una verdadera oda a la ficción literaria y al amor por los libros. Echando un vistazo a lo que periodistas y escritores dicen de esta obra, coinciden en mencionar también esa capacidad de envolver romanticismo y humor en un halo de misterio que impregna el conjunto del libro.


Durante su lectura, no podía dejar de pensar en otros libros que también hablan de libros, como es el caso del escritor barcelonés Carlos Ruiz Zafón, que con su popular novela ‘La sombra del viento’, creó aquel espacio mágico al que volvería en otros títulos posteriores como era ‘El cementerio de los libros olvidados’, una historia que ha subyugado a medio planeta. También Arturo Pérez Reverte, gran amante de los libros, se ha acercado en su novela ‘El club Dumas’ al universo literario. También me venía a la memoria la fascinante novela ‘El viaje de Baldassare’, del egipcio Amin Maalouff, que gira en torno al poder de un libro.


Son miles los libros y los autores que han rendido homenaje al fascinante mundo de los libros. Y Foenkinos, con una trayectoria brillante que en un futuro deparará nuevas sorpresas, no ha podido alejarse de esta tradición y de rendir su particular homenaje a la literatura. En mi caso, particular ha supuesto el descubrimiento de un autor de extraordinaria calidad y dueño de un universo propio.

Inicia sesión para enviar comentarios