¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



Burgos ha vuelto a vibrar en enero con el teatro, pero con otro tipo de teatro; con aquel que se aleja de las convenciones y rompe barreras y estereotipos y se presenta sl públicos sin complejos. El ‘Festival Escena Abierta Burgos 2018’, que acaba de llegar a su XIX convocatoria, ha demostrado una vez más que se trata de una cita veterana que mantiene una salud de hierro, perfectamente asentada que goza del fervor del público y que, casi sin proponérselo, se ha convertido en un referente en la agenda cultural local. Cada año por estas mismas fechas, las propuestas teatrales más diversas se asoman a un público fiel y expectante, que mantiene la mente abierta y con capacidad de sorprenderse y apreciar tanto espectáculos transgresores como ‘performances’ que llevan al cuestionamiento de muchas iniciativas. Obras, en muchas, ocasiones de carácter futurista y próximas al surrealismo.


Los organizadores están satisfechos del resultado final y han presentado un balance positivo de una cita que se ha saldado en esta edición con más de 2.000 espectadores en los siete espectáculos programados. En esta ocasión, los promotores han querido apostar por ofrecer un reflejo de la diversidad artística más actual, partiendo siempre de un abanico de propuestas pensadas para reafirmar las que han sido siempre sus señas de identidad: la defensa de la libertad creativa y la muestra de nuevos lenguajes escénicos. En total, 22 representaciones se han celebrado en los distintos escenarios habilitados. El Fórum Evolución, el Teatro Principal, el Teatro Clunia, el CAB, La Estación y la Sala Hangar han acogidos las propuestas que han desfilado ante el público burgalés entre el 12 y el 21 de enero.


Las siete propuestas que han configurado esta nueva Escena Abierta han sido ‘Rebota, rebota y en tu cara explota’, de Agnés Mateus & Quim Tarrida, una invitación «a llamar a las cosas por su nombre» para cuestionar la pasividad dominante ante fenómenos como la violencia machista; Fang (Barro), en el que Quim Girón, de Animal Religion, modelaba barro en directo entre acrobacias y movimiento para hablar de la transformación de la materia; la reflexión en torno a la emigración de Mos Maiorum; ‘La costumbre de los ancestros’, de la corriente del teatro documental, a cargo de Ireneu Tranis, Alba Valldaura y Mariona Naudín y apoyada en grabaciones sonoras que se incorporaban a la dramaturgia.


‘Oblivion o cisnes que se reflejan como elefantes’, de Teatro Xtremo; la soprano Ruth González, la pianista Susana Sanabria y Ricardo Campelo, grabando con una cámara, ponían en pie una performance que remitía al mundo de la ópera y al surrealismo de Dalí. Tomaba el relevo la ‘Biblioteca de ruidos y sonidos’, del escenógrafo burgalés J.A. Portillo y del músico Enric Monfort. El estreno del relato futurista No-one is an island, de Juan Navarro, ‘fábula entre lo arcaico y lo moderno protagonizada por una niña’, y la propuesta de Hermanos Picohueso, ‘Nadie va a los cumpleaños en verano’, una fiesta celebrada en La Estación en la que sus actores, Diego Ingold y Lluki Portas, compartieron todo el protagonismo con los espectadores.


Por encima de etiquetas y cánones impuestos por la coyuntura actual, el Festival Escena Abierta defiende una libertad creativa sin cortapisas, capaz de superar las dificultades sociales y económicas para convertirse, en tiempo real, en una radiografía de la realidad de nuestro tiempo, con la utilización de todos los lenguajes multidisciplinares que el artista tiene a su alcance. Propuestas, en todo caso, que no siempre son entendidas por todo tipo de público pero que en cualquier consiguen llegar a un público que siempre busca algo nuevo, desde denuncia social, hasta nuevas maneras de entender la música. Propuestas, que después de casi dos décadas llegando a los escenarios burgaleses, confirman que existe un teatro alternativo, a veces transgresor, y casi siempre capaza de aportar y sorprender a un público no tan minoritario.

Inicia sesión para enviar comentarios