¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



 

El vínculo que la provincia de Burgos tiene con los orígenes del español está probado y documentado hasta la saciedad. Especial relevancia tiene en este debate el Monasterio de San Pedro de Cardeña, con un protagonismo incuestionable como centro difusor de cultura. El estudio en profundidad del cartulario gótico generado en el scriptorium de este cenobio burgalés que ha promovido el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, con el respaldo expreso de las Universidades públicas de Castilla y León y de otras instituciones académicas, así lo demuestran.     

Los frutos de este trabajo han sido recogidos en dos libros de reciente publicación, que permiten acercarse a este trabajo en profundidad, con el rigor académico exigido. En esta línea, la Universidad de Salamanca servía de puesta de largo el 10 de abril a la presentación pública de ‘El Cartulario Gótico de Cardeña. Estudios’ (Libros Singulares), título realizado por el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua y la USAL, con la colaboración de la Cátedra de Altos Estudios del Español. Los profesores José Antonio Bartol (USAL) y José Ramón Morala (Universidad de León) han sido los encargados de coordinar esta edición.

Una puesta de largo, que tenía como escenario el Aula Dorado Montero del Edificio Histórico de la Universidad salmantina, al que se sumaban la vicerrectora de Docencia y Evaluación de la Calidad de la Universidad, Izaskun Álvarez Cuartero, el decano de la Facultad de Filología de la USAL, Vicente González, el gerente del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, Luis González, y el  profesor Bartol, director del Departamento de Lengua de la Universidad y coordinador del libro, junto al gerente de la fundación, Luis González. 

Una presentación que complementaba a otra previa celebrada unos días antes en el Palacio de la Isla de Burgos, en la que intervinieron los profesores José Manuel Ruiz Asencio (Universidad de Valladolid) y José Antonio Fernández Flórez (Universidad de Burgos), junto al director del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, Gonzalo Santonja. 

En cualquier caso, aprovecho esta ventana para incidir en algunas ideas sobre las que descansa esta publicación, que se acerca al cartulario de Cardeña, considerado por los especialistas el ‘primer gran cartulario hispánico’, con un estudio que se acerca al cartulario desde una triple perspectiva: gramatical, léxica y gráfico-fonética.

Los promotores han pretendido recoger aquel esfuerzo que reunió en Burgos en 2015 a distintos especialistas para abordar cómo iba ser el análisis del citado cartulario, y que sentó las bases para la publicación del doble volumen ‘El Becerro Gótico de Cardeña. El primer gran cartulario hispánico (1086)’, realizado en coedición con la Real Academia Española (RAE) y que fue publicado y presentado en septiembre de 2017. Los profesores de la Universidad de Burgos José Antonio Fernández Flórez y Sonia Serna Serna asumieron la transcripción y el posterior estudio de los documentos. Y, tanto en aquel doble volumen como en el que ahora acaba de ver la luz, una idea queda anclada y fijada documentalmente: el carácter ‘insustituible’ del Monasterio de Cardeña para conocer los orígenes del español. 

Este monasterio burgalés fue en los siglos X y XI un verdadero centro difusor de cultura y punto clave en el mapa de los orígenes. En el libro ‘Cartulario Gótico de Cardeña. Estudios’ se pueden rastrear también las peculiaridades del habla castellana en el norte y en el sur de la provincia burgalesa, acercarse al léxico agrícola y al vinculado a tributos, servicios, litigios y otros aspectos jurídicos y distinguir a los distintos copistas que intervinieron en la elaboración del cartulario. En cualquier caso, estamos ante una herramienta esencial para entender mejor y acercarnos al debate de los orígenes del español.   

 

Inicia sesión para enviar comentarios