¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



La conmemoración del octavo centenario de la Catedral de Burgos tendrá muy pronto un nuevo socio, cuya incorporación a esta efeméride constituye un motivo de orgullo para todas aquellas instituciones que se han implicado en impulsar el proyecto cultural e integrador que articula la joven ‘Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021’. La Real Academia Española (RAE) no ha dudado ni un segundo en sumarse a los actos conmemorativos después de que esta entidad recibiera la invitación formal para su incorporación al ‘patronato de honor’ de dicha fundación. 

El propio director de la RAE, Darío Villanueva, fue el encargado de hacer en Burgos este anuncio después de participar el 9 de mayo en una reunión de trabajo en la Catedral que sirvió para sentar las bases de esta incorporación. Un encuentro, por otra parte, que reunió también a los representantes de las distintas instituciones implicadas en esta celebración. 

Es de justicia decir en estas líneas que la institución que pilota Villanueva mantiene desde hace años una estrecha e intensa colaboración con el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua que el pasado 2017 hizo de su sede, el Palacio de la Isla de Burgos, punto de encuentro de las reuniones de trabajo de los miembros de la Comisión Interacadémica encargada de  fijar la ‘planta’ del nuevo Diccionario de la Lengua Española. Un proyecto pensado para el nativo ‘digital’, que reunió a especialistas de las Academias de la Lenguas de todo el mundo. Por primera vez en tres siglos de historia de la institución, este trabajo tendrá carácter digital y panhispánico.    

Villanueva confesó a los informadores salir del encuentro “con una actitud de reconocimiento a la Catedral” por haber contado con la RAE para los actos conmemorativos de esta efeméride. No quiso entrar tampoco a concretar la implicación de la RAE en esta efeméride, consciente de que “tiene que madurar” dicha implicación, aunque sí avanzó que esta institución se encargará de organizar “congresos que tengan que ver con el nacimiento de la lengua castellana”. 

De la misma forma, Villanueva aprovechó la presencia de micrófonos y cámaras para anunciar que muy pronto –en 2019- la RAE regresará a Burgos, ciudad inspiradora para los académicos- como él mismo apuntó, para acabar de perfilar el trabajo emprendido hace solo un año. De nuevo, el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua volverá a ser escenario de estas reuniones de trabajo preparatorias del nuevo DEL, que se pondrán en común junto a otros proyectos de la conmemoración del octavo centenario. “Venimos con una actitud clara e indudable de reconocimiento hacia la catedral, que es la gran protagonista de todo este programa, y agradecidos por el hecho de que haya espacio para la lengua”, matizó el titular de la RAE, que apostó por una contribución con “actividades intensas de gran proyección». Más difícil, eso lo sabe bien la RAE, es poner fecha para la conclusión del nuevo diccionario.  En cualquier caso, buenas noticias para la ciudad de Burgos, en particular, y para la cultura, en general. 

Imagen cortesía de ARCHIBURGOS.ES 

Inicia sesión para enviar comentarios