¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



La villa de Aranda de Duero es rica en historia. Hace ahora 500 años, el joven monarca Carlos I llegó hasta la villa arandina procedente de Flandés, y su breve estancia en la pequeña localidad castellana dio grandes frutos. La estancia de Carlos I apenas fue de veinte días –desde el 30 de marzo hasta el 20 de abril de 1518- pero fue ese pequeño lapso de tiempo suficiente para que Aranda se convirtiera en Corte real y para que fuera escenario de la firma de importantes documentos, como el vinculado  a la primera vuelta al mundo emprendidas por Magallanes y Elcano.

Y el Ayuntamiento arandino, perfectamente consciente de todo este potencial y de lo que representa para la historia de este municipio burgalés aquellos hechos cruciales, ha querido rendir homenaje y recordar esta efeméride 500 años después, junto al Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, que se ha implicado en esta aventura cultural. Para ello, ambas instituciones han promovido en su Casa de Cultura la exposición ‘Aranda y la primera vuelta al mundo de Magallanes-Elcano’, un recorrido por la historia, en la que lleva de la mano al público hacia aquella gesta, uno de los grandes hitos de la historia de la navegación.

Las Reales Cédulas allí firmadas por el monarca, recogiendo las instrucciones recibidas por Magallanes para llevar a cabo su aventura náutica y acompañadas de las correspondientes transcripciones se pueden contemplar. Los documentos del Archivo General de Indias de Sevilla se pueden contemplar en esta nueva exposición, junto a los retratos de los protagonistas de aquella magnífica aventura. Las imágenes de Fernando de Magallanes, Juan Sebastián Elcano, Maximiliano de Austria, María de Borgoña, Isabel la Católica, Carlos I, el Infante don Fernando, Francisco Ximenez de Cisneros y muchos más personajes de la época se asoman al público de nuevo y se muestran tal y como eran. Figuras todos ellas relevantes de la época que permiten acercarse a la monarquía y a la realidad de 1518.    

Los mapas de la villa de Aranda de Aranda de Duero, Sevilla, Valladolid y San Lúcar de Barrameda, lugares todos vinculados a aquella gesta, se muestran en este escaparate de la historia, en el que también se ofrecen mapas de los itinerarios de los viajes del rey Carlos I –desde la villa asturiana de Tazones hasta Aranda de Duero- y del itinerario seguido por Magallanes y Elcano en aquellas vuelta al mundo. La exposición se complementa con maquetas de los cuatro centros religiosos ribereños relacionados con los protagonistas de los hechos que se vivieron: convento de San Francisco, convento de San Pedro de Regalado (La Aguilera), iglesia de Santa María e iglesia de San Juan Bautista. Un encuentro con la historia que se pude disfrutar en Aranda hasta el 27 de julio. 

Inicia sesión para enviar comentarios