¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



Escritora y periodista o quizás periodista y escritora, Marta Robles ha vuelto recientemente al panorama literario por la puerta grande, con una novela de género negro que rompe con sus trabajos literarios previos y que sorprende al lector por haber sido capaz de crear y recrear ambientes y personajes memorables. Es igualmente cierto que en su prolongada y premiada trayectoria, la popular comunicadora ha querido y también ha sabido enfrentarse a todo tipo de narraciones de las que siempre ha salido bien parada.

Ningún género se le resiste a la escritora madrileña, que ha sabido conjugar con igual soltura novela, ensayo, libros de autoayuda, guías de turismo… Su última novela, ‘A menos de cinco centímetros’ (Espasa), es un libro en ocasiones ‘incómodo’, que cuenta con detalle situaciones difíciles y complejas, tan reales como duras en ocasiones. Un libro que ofrece multitud de matices y dibuja situaciones y lugares perfectamente reconocibles y creíbles para el lector. Tampoco faltan en el texto las dosis de violencia y erotismo que parecen necesarias en este tipo de relato negro, donde se ensamblan como piezas de orfebrería el mundo del lujo más absoluto con las situaciones más sórdidas imaginables.

Como remate, personajes de los que siempre dejan huella en el lector. Detectives atormentados que han vivido las peores situaciones imaginables, que arrastran una vida llena de claroscuros junto a mujeres de pasado neblinoso y que pasean siempre en el filo. Junto a ellos, policías de dudosa moral o escritores que han hecho del lujo su seña de identidad transitan con habilidad por las páginas de un relato llamado a dejar una huella en el lector gracias sobre todo a un personaje –Roures, Tony Roures-, detective que seguramente no tardará en entrar en escena en un futuro no muy lejano, consciente la autora del potencial y la capacidad que ofrece un personaje con tantas aristas.       

La novela, finalista en el Premio Silverio Cañada de novela negra de Gijón, también supone un punto de inflexión de una autora que tiene una extensa trayectoria y que goza del reconocimiento a su trabajo profesional como periodista, Marta Robles ha ido escalando posiciones y no es tampoco una recién llegada en el universo literario. Su primer libro publicado ‘El mundo en mis manos’ llegaba a las librerías en el ya lejano 1991. Desde entonces, su carrera ha ido creciendo paso a paso, combinando géneros, temáticas y estilos narrativos. 

Decía Rosa Montero de ‘A menos de cinco centímetros’ que era ‘una historia apasionada, una intriga tórrida que se lee con fruición de voyeur y que nos habla del amor y el dolor, del lujo y de su trastienda más tenebrosa’. Creo que la definición que hace de la novela se ajusta como un guante y responde a la realidad de esta ficción. Una novela negra, de planteamiento clásico y personajes memorables.

Inicia sesión para enviar comentarios