¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



En alguna ocasión hemos mencionado la gran variedad de individuos que estudian nuestra lengua y con ello, claro está, los posibles quebraderos de cabeza que esto les puede acarrear. Sí, exacto. Cosillas que todos sufrimos cuando estudiamos otro idioma. Cosillas sin importancia. Cosillas como la pronunciación, la ortografía, la concordancia. ¡Ojo! Al decir “sin importancia” no quiero decir que sean prescindibles. ¡De ninguna manera! A lo que me refiero, es a que son áreas de la lengua que, con el tiempo, uno va aprendiendo y asentando, por lo que no tenemos que agobiarnos.


Sin embargo –y como no podría haber sido de otra forma– nuestro expresivo castellano no se reduce a este tipo de problemas. Asustados están los extranjeros por las rarísimas “enfermedades” que sufrimos algunos españoles. No quieren oírlas ni de lejos. Sí, amigos. Hablo del soponcio, del jamacuco y de la mamitis, entre otras.


¿Pero qué os pasa a los espanioles? Me preguntaba James, un erasmus que coincide conmigo en clase de léxico. ¡El otruo día una shica de la residensia no paruaba de iorar! ¡Tenía mamitis! ¿Duele musho? ¿Es contaguioso? ¡Uf¡ ¿Qué decirle al pobre James? No estaba segura. En efecto, la mamitis puede ser contagiosa y doler, aunque no físicamente, claro. Decidí así, hacer una lista de “enfermedades” españolas que pudiera ayudar a mi amigo a entendernos un poquito mejor:

 

- Soponcio: desmayo o mareo producido ante el recibimiento de una mala noticia o un gran susto.

- Jamacuco: indisposición de carácter repentino generado por una alteración inesperada.

- Morriña: sentimiento de tristeza que se sufre al estar lejos de la tierra natal y echarla de menos.

- Que te dé un aire: estado en el que la cara queda con un gesto desagradable. Las causas aún están por descubrir y expuestas a investigación.

- Cuentitis: invención de excusas consecutivas para no hacer algo que no se quiere hacer.

- Patatús: ataque súbito provocado por una impresión muy fuerte que puede provocar desmayos.

- Telele: enfermedad prima hermana del patatús o del soponcio, más comúnmente relacionada con una situación angustiosa.

- Mamitis: enfermedad habitual en los hijos que puede desarrollarse a cualquier edad. Provoca la necesidad imperiosa de sentir el cariño de una madre.

 

Nota: Tú tranquilo, James. Si te contagian, o si alguna vez, por cualquier razón, sufres alguna de estas enfermedades, ten por seguro que TIENEN CURA, SON PASAJERAS y que lo españoles a veces... ¡somos un poco exagerados!

Inicia sesión para enviar comentarios