¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



La lengua es como un organismo vivo más: nace, crece, se reproduce, y finalmente muere. De hecho, este proceso pasa con nuestro vocabulario. Es decir, las palabras “nacen”, bien cuando las incorporamos de otras lenguas cuando no existen en la nuestra (ej. estriptis, del inglés striptease), o bien porque evolucionan de lenguas clásicas como el latín o el griego (geografía, filosofía). Después, las palabras “crecen” y “se reproducen” a través de los distintos mecanismos para formar palabras como la derivación (cómodo-incómodo), la composición (abrir+latas=abrelatas) o la acronimia (ONG: Organización No Gubernamental); y finalmente, “mueren”. En concreto, mueren “por culpa” de nosotros. No me quiero poner tremendista, pero es cierto que hay vocabulario que está dejándose de usar porque pasa de moda (cachivache) o porque las cosas que designan ya no existen (palafrén, triaca…), o simplemente porque se desconoce. Por esta razón, en la entrada de hoy vamos a rescatar algunas palabras que denominan objetos, símbolos o partes del cuerpo que habitualmente vemos, tocamos o sentimos.

Como esto es un blog sobre lengua y sus curiosidades vamos a comenzar con algunas palabras que designan signos gráficos o símbolos:

¿Te suenan palabras como ampersand, ápice, lemniscata o virgulilla? Vale, quizás esta última sí por ser el nombre de este blog. Sin embargo, sí conocerás estos símbolos:

&          

  1. Ampersand: aunque es una palabra que aún no acepta la RAE, es el nombre que recibe el símbolo &.
  1. Ápice: el Diccionario de la Real Academia Española nos explica que ápice es el acento o cualquier otro de los signos ortográficos que se ponen sobre las letras”. Por ejemplo, el punto de la i. Del mismo modo, en otras lenguas como el checo muchas palabras llevan acentos o ápices. Por ejemplo, el número 4 en checo se escribe čtyři.
  1. Lemniscata es el término para designar al símbolo matemático del infinito

Y, ¿qué tienen en común todas estas palabras: español, aliñar o apañar? Efectivamente, todas ellas se escriben la letra más espaÑola del abecedario. Esta es, la Ñ. Pero ¿cómo se llama el signo gráfico que ponemos a la Ñ para diferenciarla de la letra N? No, palito o rabito no, el término correcto es ¡¡¡VIRGULILLA!!! (4)

            También existen palabras que designan partes del cuerpo. Por ejemplo:

  1. Crencha es la raya del pelo y, además, cada una de las partes en las que la crencha divide el cabello.

crencha- raya.jpg

  1. Lúnula: es la palabra, según el DRAE que designa el “espacio blanquecino semilunar de la raíz de las uñas.

lúnula. uñas.jpg

  1. Sangradura: “Parte hundida del brazo opuesta al codo” (DRAE). Es decir, la parte del brazo por donde nos sacan sangre.

sangradura. codo.jpg

giste. espuma cerveza.png

¿Por qué decir “espuma de la cerveza” cuando existe una palabra en español para designar esta sustancia? Se llama giste (8) y procede del alemán gischt.

 

recazo. cuchillo.png

Las partes del cuchillo son dos: el filo y el recazo, (la parte del cuchillo opuesta al filo). (9)

tahalí. banda guitarra.jpg

 

  1. Tahalí: es una palabra que procede del árabe. En concreto, designa a la banda o tira que sujeta una guitarra y nos ayuda para colgárnosla del cuerpo mientras la tocamos.

Para terminar, os dejo con una palabra especialmente bonita y muy adecuada para este tiempo primaveral. Se trata de petricor, es decir, el olor de la lluvia sobre la tierra seca.

petricor.jpg

Inicia sesión para enviar comentarios