¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



 

A veces, cuando observo a mi alrededor, me asombran los frutos de la lengua humana. Tanto como el checo, mi lengua materna, ni el español no me deja de sorprender. Uno de los errores ortográficos más chistosos en español es el cambio de las letras s, c y z. Es un error común, sobre todo, en las zonas seseantes. Ahora vamos a echar un vistazo al fenómeno lingüístico de seseo. El seseo es un fenómeno general en casi toda la Hispanoamérica y en varias partes de España como, por ejemplo, en Canarias o parte de Andalucía. Consiste en pronunciar las letras c (ante e, i) y z del mismo modo como se pronuncia la letra s, así no se distinguen los fonemas /s/ y /θ/. La gente que sesea dirá /sjén/ por cien, /seβóya/ por cebolla o /sapáto/ por zapato. En las zonas seseantes pueden aparecer, por tanto, varios homófonos que no existen en zonas donde el fenómeno no se usa.

Ejemplos de palabras homófonas:

Taza: recipiente para tomar líquidos x Tasa: Acción y efecto de tasar

Ciervo: Animal. x Siervo: Esclavo de u señor.

Abrazar: Ceñir con los brazos. x Abrasar: Quemar.

Cocer: Cocinar. x Coser: Unir con hilo pedazos de tela.

Cazar: Matar animales salvajes. x Casar: Unir en matrimonio.

El seseo puede provocar muchas confusiones a la hora de escribir una palabra. A veces, la tendencia de escribir las palabras de tal modo como las pronunciamos supera los conocimientos básicos de la escuela y puede ocurrir que seamos testigos de creación de palabras nuevas, que yo personalmente denominaría “neologismos seseantes”. Algunos ejemplos graciosos de estos podemos ver en los letreros recogidos de varias partes de mundo:

“Se necesita una chica.” Se necesita una chica.

“Se asen canvios de domisilio.” Se hacen cambios de domicilio.

“Sevoya: Kg: 1 euro.” Cebolla. Neologismo total. Además de seseo, vemos la confusión entre las letras b y v y otro fenómeno lingüístico, el yeísmo.

“¿Vas hacer mi mujer?” ¿Vas a ser mi mujer?

“Horario de buces.” Horario de buses.

¿También les sorprende que sea la raza humana capaz de crear con su lengua materna?

           

 

Inicia sesión para enviar comentarios