¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



En este artículo, como ya el título indica, quiero esbozar la problemática de los „porqués“ en español con un intento de aclararla. ¡Qué les sirva!

PORQUÉ

En este primer caso se trata del sustantivo masculino que significa „causa, motivo o razón“, por eso habitualmente precede a esta palabra un artículo u otro determinante. Siempre se escribe con tilde, ya que es una palabra aguda terminada en vocal. El plural se forma como en otros sustantivos, es decir, añadiendo los morfemas flexivos correspondientes, en este caso, una “s” (los porqués).

No entiendo el porqué de esas quejas.

Esa necesidad de conocer los porqués de nuestras conductas es algo muy arraigado en nosotros.

Todo tiene su porqué.

POR QUÉ

El porqué no debe confundirse con por qué, combinación de la preposición por y el interrogativo o exclamativo qué (que lleva tilde por distinguirse del relativo y de la conjunción que átonos). Esta combinación se usa en oraciones interrogativas o exclamativas directas e indirectas.

¿Por qué no quieres comer la carne?

Todavía no comprendo por qué razón el lobo no ha devorado a las ovejas.

—¡Qué por qué! —Exclamó. 

Como no es sustantivo, es incorrecto anteponer en estos caso el artículo el.

*Seguramente tú tienes una teoría para explicar el por qué ocurre eso.

En este caso no podemos sustituir por qué por motivo o razón: *para explicar el motivo ocurre eso.

PORQUE

Porque es una conjunción subordinante átona (por eso no lleva tilde). En la mayoría de los casos se usa como conjunción causal, para introducir la oración subordinada que expresa la causa de la acción designada por el verbo de la principal:

No tengo hambre, porque ya he comido los brotes de semillas.

En este caso, es decir, cuando se usa con sentido causal, es incorrecta su escritura en dos palabras:

*Prefiero comer carne por que tiene mucha proteína.

Sin embargo, también se usa con un valor final. Como conjunción final va seguida de un verbo en subjuntivo con sentido equivalente a para que:

Haré todo lo posible porque veas, Esmeralda.

En este caso es admisible la escritura en dos palabras (aunque se prefiere la escritura en una sola):

Haré todo lo posible por que veas, Esmeralda.

No obstante, no deberíamos confundir esta última forma de la conjunción subordinante final, la que se escribe separadamente, con las secuencias siguientes, también escritas en dos palabras. 

 

POR QUE

En este último caso, puede tratarse de la preposición por acompañada del pronombre relativo que. Su identificación es fácil, puesto que el relativo que admite la anteposición del artículo correspondiente (el, la, los, las) o puede sustituirse por otros relativos como el cual, la cual, los cuales, las cuales:

No conozco la verdadera razón por que [= por la que, por la cual] este lobo no come carne.

José Armando es el motivo por que [= por el que, por el cual] quieres quedarte, Esmeralda.

También puede ser la combinación de la preposición por exigida por un verbo, un sustantivo o un adjetivo, seguida de la conjunción subordinante que:

No hay que preocuparse por que no coma carne, es vegetariano este lobo.

José Armando expresó su interés por que la operación de los ojos de Esmeralda se lleve a cabo.

Inicia sesión para enviar comentarios