¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



Bonjour, buon giorno, bom dia, good morning, guten morgen, dobrý den y… buenoS díaS. ¿Saben qué quiero decir con esto? ¿Notan alguna diferencia entre estas expresiones, excepto el hecho de que se trata de lenguas distintas? Les doy pista. Miren el tamaño de las letras finales de cada palabra. Sííí, así es. Solo en español la misma expresión se usa en plural. Y no se trata solo de ese deseo de que tengan un buen día, sino también una buena noche (buenas noches) o tarde (buenas tardes).
Al lado de la letra ñ y de los signos de exclamación e interrogación dobles, se trata de otra especificidad del castellano.

¿Y la razón por qué en español decimos buenos días o buenas noches en plural (y no en singular como las demás lenguas)? Esto no sabemos a ciencia cierta, aunque sí que hay teorías que circulan sobre este misterio particular de nuestro idioma. Y aquí hay algunas:

Consecuencia de un acortamiento de una frase más larga.

Esta es la opinión que sustenta el catedrático de Lingüística y miembro de la Real Academia Española, Salvador Gutiérrez Ordóñez. Él afirma que es posible que se dijera “buenos días os dé Dios”, es decir, una expresión con la que no solo se hacía referencia al día actual, sino también a los días sucesivos, a la existencia completa de la persona a la que iba dirigida. Y con el tiempo, y con él relacionada economización de la lengua (típica durante la evolución de cada sistema lingüístico), la expresión se redujo a un simple deseo: buenos días (o buenas noches/tardes).

Analogía con las horas canónigas.

Algunos dicen que el plural de los saludos en español se construye por analogía con las horas canónigas que se usan en plural. Las horas canónigas son una división del tiempo en períodos empleada durante la Edad Media en la mayoría de las zonas cristianas europeas y que seguía el ritmo de los rezos religiosos de los monasterios. Entre estas partes pertenecían, por ejemplo, “maitines” (antes del amanecer), “laudes” (al amanecer), “vísperas” (tras la puesta del sol), etc. Y por esta misma razón se darían los “buenos días”, las “buenas tardes” y las '”buenas noches”.

Intensidad.

Son tales que piensan que el uso del plural en los saludos se debe a la expresividad del español. Es decir, con el plural no se denota cantidad, sino intensidad, de la misma manera como se usan expresiones tipo: gracias, saludos, felicidades, etc.

Al final hay que decir una cosa. La Real Academia Española aclara que la forma en singular (buen día, buena tarde/noche) también es correcta, pero que es preferible usarla en plural, ya que es más tradicional y extendida. Y es verdad. De las bocas de los españoles nunca van a escuchar “buen día”, sino “buenos días” o solo “buenas”. El singular lo podría usar, según mi opinión, algún extranjero cometiendo así una interferencia entre el español y su lengua materna, puesto que, como ya hemos dicho al principio, su lengua no conoce el plural en estas expresiones.

A mí parecer, más verosímil es la explicación número uno relacionada con el acortamiento de la frase originalmente más larga, aunque la tercera me gusta mucho. ¿Qué piensan ustedes?

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/42241874

Inicia sesión para enviar comentarios