¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



Los refranes son dichos que nos enseñan o aconsejan sobre cualquier cuestión. Proceden de la cultura popular, en un mundo y en un tiempo en el que la observación y la experiencia eran importantes. Hacen constantes referencias al mundo agrario y alude a un pensamiento y unas creencias arcaicas, pero, al mismo tiempo, actuales. Tienen una larga tradición y han pasado de generación en generación, y poseen una enseñanza soterrada. Una de sus características más importantes es que las palabras que los componen riman entre sí. Esto les hace fácilmente memorizables e hilarantes. También son conocidos como frases sentenciosas, pues son dichos o proverbios que dejan las cosas claras. Hay entre ellos grandes diferencias, siendo algunos sumamente populares, y, otros, apenas conocidos, por su escasa calidad y falta de chispa. Algunos de los proverbios más populares, que todos hemos oído alguna vez son: No es oro todo lo que reluce, que significa que es importante no caer en las falsas impresiones y no confiar en las apariencias; A lo hecho, pecho, que quiere decir que todas las acciones de las personas conllevan una serie de consecuencias; o, Al mal tiempo buena cara, que incita a tener siempre una actitud vital alegre y positiva ante todas las situaciones, a pesar, de que estas sean complicadas o adversas. Otros refranes conocidos son: Cada loco con su tema, que hace referencia  a que todas las personas poseen una serie de manías, en ocasiones, este dicho es tomado de forma despectiva, como si fuera una crítica; De tal palo tal astilla, se usa para indicar que el parentesco entre miembros de una misma familia, especialmente padres e hijos; o El mundo es un pañuelo, que da a entender, de forma exagerada que el mundo es tan pequeño como un pañuelo. Esta expresión la solemos utilizar al ver a alguien que hace mucho tiempo que no veíamos, y que nos encontramos en un lugar inesperado.

Existen varios tipos de refranes, pueden ser divididos por temas, relacionados con: la climatología, la riqueza y la pobreza, la familia y el matrimonio, las mentiras y los consejos, o, el trabajo. Algunos de los proverbios que tienen que ver con la climatología son: Año de nieves, año de bienes, que se refiere a que si nieva mucho habrá grandes ganancias sobre todo para los agricultores; Cuando marzo mayea, mayo marcea, es decir, que si en marzo hace bueno, en mayo hará malo; Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo, que significa que hasta entonces no puedes confiar en que hará buen tiempo. Los refranes que tienen que ver con la riqueza y la pobreza son: Más vale poco y bueno que mucho y malo; Poderoso caballero es don dinero, que indica que apenas hay cosas que el dinero no pueda comprar. En cuanto a los refranes  que tienen que ver con el matrimonio y la familia, los más populares son: El que a los suyos se parece, honra merece, hace referencia a que quien se parece a sus antepasados debe sentirse orgulloso por ello; Cada oveja con su pareja, se refiere a que los amigos y las parejas deben estar juntos; o, Dos que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma condición, da a entender que los casados suelen acabar pareciéndose y pensando de forma similar debido a la convivencia. También hay refranes relacionados con las mentiras y consejos, tales como: Algo tendrá el agua cuando la bendicen;  que justifica las alabanzas hacía cualquier cosa; Cuando el río suena, agua lleva, que hace referencia a que si hay rumores sobre alguien o algo, estos suelen ser cierto; o El que calla, otorga, que quiere decir que quien no dice nada suele tener algo que esconder. En último lugar, quiero referirme a los dichos populares relacionados con el trabajo, que serían: El que algo quiere algo le cuesta, que se refiere a que el esfuerzo merece la pena y el premio será muy bueno o, En casa del herrero, cuchillo de palo, que se utiliza para referirse a que alguien carece de algo que debería poseer, en temas de trabajo o estudios, que debería haber heredado de su familia. 

Inicia sesión para enviar comentarios