¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



Seguramente, ya sabrás que, en países como Argentina, Uruguay, Paraguay o Costa Rica, entre otros, se emplea el pronombre “vos”, el lugar de “tú”. El voseo es común a muchos otros países de la América hispana, aunque no se distribuye de la misma manera por todo el territorio, ni se emplea en los mismos contextos. Por ejemplo, en Argentina el uso de “vos” está muy generalizado, mientras que, en países como Bolivia o Nicaragua, aunque existe “voseo”, éste se limita al entorno familiar, abogando por el pronombre “tú” en contextos formales.

Así pues, el voseo y el tuteo conviven en varios países, pero, ¿Por qué en unos países latinoamericanos se emplea sólo “vos” y en otros sólo “tú”? La razón tiene su raíz en los orígenes del español de América.

La convivencia entre españoles y nativos americanos a partir del siglo XV, siglo de la conquista, se tradujo en la adopción del español por parte de los nativos americanos.

Durante esta época, en la Península, se da una reorganización de las fórmulas de tratamiento. De este modo, el pronombre “vos”, es sustituido como fórmula de tratamiento respetuoso y se introduce una nueva fórmula: “vuestra merced”, que acabaría evolucionando a “usted. El pronombre “tú” volvió como forma de tratamiento familiar, mientras que “vos” se fue perdiendo progresivamente.

Sin embargo, en los primeros años de la conquista, el voseo era un fenómeno frecuente entre los españoles que los nativos americanos incorporaron rápidamente. Cuando “vos” perdió fuerza a favor de “vuestra merced”, aquellos países más cercanos y en constante comunicación con España, como México o  Cuba, hicieron eco de esta reorganización del sistema de tratamientos, eliminado “vos”; mientras que otras zonas, más alejadas o aisladas, como Argentina o Bolivia mantuvieron “vos”, total o parcialmente, además de incorporar “vuestra merced” y “tú”.

Este mantenimiento tiene variantes, pues hay países, como Argentina, Uruguay o Paraguay, principalmente voseantes, esto es,  que emplean “vos” y no “tú” para contextos informales, y “usted” para los formales. En otros países, sin embargo, su uso se encuentra claramente desprestigiado y restringido a un ámbito muy familiar y muy cercano, mientras que, en el resto de las situaciones, se aboga por el uso los pronombres “tú” o “usted”, según el grado de confianza.

Como ves, muchos usos del español actual tienen su origen en hechos del pasado lingüístico. La lengua española ha ido evolucionando a lo largo de los siglos, y lo ha hecho de manera diferente según los territorios, dando lugar a los fenómenos lingüísticos actuales que otorgan, a esta lengua, su singularidad  característica.

Inicia sesión para enviar comentarios