¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper

Elementos filtrados por fecha: Noviembre 2017

Cada uno los usamos, hasta mi abuela nunca olvida añadir uno al final de su mensaje. Se trata de los emoticonos, una secuencia de caracteres que expresan, sobre todo, alguna emoción. Es un fenómeno extendido por todo el mundo, los usamos corrientemente en los foros, en los chats, en las redes sociales, en correos electrónicos, en SMS, aun en las cartas escritas a mano.
Como en este blog tratamos especialmente temas lingüísticos, vamos a dedicar unas pocas palabras al menos a la palabra emoticono. Esta palabra es la adaptación gráfica de la voz inglesa emoticon que es un acrónimo de las palabras emotion “emoción” e icon “icono”. Su plural en español es emoticonos. Aquí lo lingüístico termina.
Los emoticonos son útiles cuando nos quedamos sin palabras. Son económicos, con poco se expresa mucho, basta hacer unos clicks y una reacción, una actitud o un estado de ánimo están nacidos. Diariamente enviamos más de 6 billones de las caritas sonrientes, tristes, enamoradas, aburridas, fastidiadas, entusiasmadas, sorprendidas etc. Los españoles en promedio envían cada día unos 30 emoticonos, es decir, casi 16 % de sus mensajes contiene un “emoji”.
Los emoticonos son parte de nuestra vida social (es decir, de las redes sociales). Incluso se hacen estudios y estadísticas sobre el uso de los tipos concretos de los emoticonos. Por ejemplo, según los tipos de “emoji” más usados en varias partes del mundo se especula sobre el carácter típico de las naciones. Así, la gente de los países del sur, como España o Italia, debería ser gente romántica y afectuosa, ya que su emoticono más usado es el que lanza un beso de corazón. En Inglaterra se ríen cínicamente hasta lloran, en Tailandia se ríen de todo y en los Estados Unidos se parten de risa. Otro estudio (de Tiny Books), esta vez especializado en las personalidades de los españoles, reveló que los andaluces se identifican con el emoticono que se ríe a carcajada limpia, los cántabros, con el de la cara de sorpresa o que el “emoji” característico de Castilla la Mancha es el pulpo y el de Castilla y León, el corazón roso con una flecha atravesada. Aunque es un estudio hecho en 2015, parece como si saliera de la situación política actual, ya que veo interesantísima la relación de los emoticonos típicos de Cataluña y Madrid que son el que simula un aplauso, en el caso de Cataluña, y el de la cara de terror y sorpresa, en el caso de nuestra capital. ¿No les parece:D?
Seguramente saben que existe un montón de emoticonos y, además de eso, que hay variaciones según la red social que usamos, es decir, los mismos símbolos gráficos crean otra cara en Messenger y otra en Whatsapp. Pero esto no importa tanto. ¿Verdad? Mucho más importante que la cara del emoticono es la posición del queso en la hamburguesa. Sí. Se trata de una guerra entre dos mundos, Apple y Google, por un emoticono de hamburguesa. Mientras que Apple pone el queso encima de la carne, Google lo coloca debajo. Y la gente discute y pelea. Yo personalmente simpatizo con Google. No es solo por la posición del queso, sino también de otros ingredientes, sobre todo, de lechuga. Yo nunca pongo lechuga debajo de todos los otros componentes. Siempre está encima, porque es frágil y no soportara el peso de otros alimentos. ¿No? Así, el orden de los ingredientes de la hamburguesa Google (queso, carne, tomate, lechuga) me parece más tolerable que el orden de la hamburguesa Apple (lechuga, carne, queso, tomate). Y el tema de los tipos de panecillos dejo aparte.
¿Y ustedes, de quién son?

Viernes, 10 Noviembre 2017 12:54

¿Do you speak espanglish?

Cuando venimos a vivir a un país cuya lengua difiere de la nuestra, es algo natural que vayamos incorporando elementos de esta lengua foránea a nuestra habla. Un ejemplo por excelencia de este proceso es el espanglish (o “spanglish” o “espanglés”).

El espanglish. «Modalidad del habla de algunos grupos hispanos de los Estados Unidos en la que se mezclan elementos léxicos y gramaticales del español y del inglés.» Así suena la definición oficial de la RAE. Y no se equivoca. Los hispanohablantes, como la principal minoría étnica, ya representan unos 17% de la población total en Estados Unidos y su número no deja de aumentar. No nos sorprende que a lo largo de su estancia en los Estados se fueran adaptando a la vida local, a la cultura y a la lengua. Y la coexistencia de estas dos culturas, la hispana y estadounidense, y sus respectivas lenguas generó el nacimiento de una lengua mixta, el espanglish. Se trata así de un fenómeno lingüístico híbrido nacido por el encuentro de dos idiomas, español e inglés, que en los últimos años dejó de ser una mera jerga callejera y se transformó en una herramienta de comunicación para muchos de los 56 millones de latinos asentados en algunos de los estados de EE. UU.

Pero ¿Cuáles son las razones principales del nacimiento y del uso de esta lengua híbrida? Existen varios motivos por los que surgió y por los que se usa el espanglish, nosotros aquí destacamos, sobre todo, la necesidad de los inmigrantes de expresión y de socialización en un entorno ajeno angloparlante. Muchos latinos llegan a los Estados Unidos sin el conocimiento suficiente del inglés y luego no son capaces de expresarse plenamente en esta lengua cuando lo necesitan, entonces optan por cambiar de una lengua a otra para compensar su deficiencia. El espanglish también se usa por razones emocionales, profesionales o simplemente por motivos económicos, ya que en inglés encontramos palabras mucho más cortas que en español, por ejemplo, la palabra parquin (del inglés parking) sustituyó la palabra española, mucho más larga, estacionamiento.

La convergencia entre el español y el inglés se manifiesta en espanglish tanto en el sistema fonético, como en el sistema morfosintáctico y léxico. Veamos ahora algunos rasgos.

En cuanto al nivel fonético, la articulación de las vocales es más relajada, lo que desemboca en uso preferente del inglés /æ/ ante la /a/ española. O las vibrantes simple /ɾ/ y múltiple /r/ se pronuncian como en inglés, es decir, como si tuviéramos una patata caliente en la boca. En la morfosintaxis observamos, por ejemplo, la anteposición de los adjetivos, simplificación del sistema verbal, menor número de formas verbales, falta de concordancia temporal o la aparición esporádica del subjuntivo. El rasgo más típico en el sistema sintáctico es la alternancia de código (code-switching), es decir, la mezcla de varios idiomas (español e inglés) en la misma frase.

Ejemplo de alternancia de código en espanglish:

“Cómpramelo por favor que está on sale!”

“Alexis Sánchez says adiós to la pelota!”

"Él es de Cuba y así los criaron a ellos, you know."

En el nivel del vocabulario hay un gran influjo del inglés en las palabras españolas. Muchas veces ocurre la integración de verbos del inglés al español siguiendo las reglas morfológicas y fonológicas del español:

Asquear (preguntar) ˂ to ask

Beiquear (hornear) ˂ to bake

Discusear (discutir) ˂ to discuss

Feiliar (reprobar) ˂ to fail  

Guashar (lavar) ˂ to wash

Misiar (echar de menos) ˂ to miss

También existen muchos ejemplos de préstamos a nivel de palabra:

Ese vestido es nice

María recientemente tuvo un baby.

José trabajó overtime la semana pasada.

Hay personas, entre ellas Ilán Stavans, autor que tradujo el primer capítulo de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha al espanglish, que cree que se trata de una lengua nueva. Sin embargo, la mayoría de los lingüistas, y también nosotros, consideramos el espanglish solo un dialecto, ya que su sistema lingüístico todavía no ha madurado al nivel de una lengua: no tiene normas, no tiene su propia ortografía ni libros de gramática, es oral, es espontáneo, simplemente, no tiene ninguna codificación.

Cierto es que el espanglish no desaparecerá mientras aumente el número de los inmigrantes latinos y que no pasará a ser lengua sin tener sus hablantes nativos y sin ser codificado.

Viernes, 03 Noviembre 2017 14:45

ERRORES COMUNES AL HABLAR Y ESCRIBIR: "Seseo"

 

A veces, cuando observo a mi alrededor, me asombran los frutos de la lengua humana. Tanto como el checo, mi lengua materna, ni el español no me deja de sorprender. Uno de los errores ortográficos más chistosos en español es el cambio de las letras s, c y z. Es un error común, sobre todo, en las zonas seseantes. Ahora vamos a echar un vistazo al fenómeno lingüístico de seseo. El seseo es un fenómeno general en casi toda la Hispanoamérica y en varias partes de España como, por ejemplo, en Canarias o parte de Andalucía. Consiste en pronunciar las letras c (ante e, i) y z del mismo modo como se pronuncia la letra s, así no se distinguen los fonemas /s/ y /θ/. La gente que sesea dirá /sjén/ por cien, /seβóya/ por cebolla o /sapáto/ por zapato. En las zonas seseantes pueden aparecer, por tanto, varios homófonos que no existen en zonas donde el fenómeno no se usa.

Ejemplos de palabras homófonas:

Taza: recipiente para tomar líquidos x Tasa: Acción y efecto de tasar

Ciervo: Animal. x Siervo: Esclavo de u señor.

Abrazar: Ceñir con los brazos. x Abrasar: Quemar.

Cocer: Cocinar. x Coser: Unir con hilo pedazos de tela.

Cazar: Matar animales salvajes. x Casar: Unir en matrimonio.

El seseo puede provocar muchas confusiones a la hora de escribir una palabra. A veces, la tendencia de escribir las palabras de tal modo como las pronunciamos supera los conocimientos básicos de la escuela y puede ocurrir que seamos testigos de creación de palabras nuevas, que yo personalmente denominaría “neologismos seseantes”. Algunos ejemplos graciosos de estos podemos ver en los letreros recogidos de varias partes de mundo:

“Se necesita una chica.” Se necesita una chica.

“Se asen canvios de domisilio.” Se hacen cambios de domicilio.

“Sevoya: Kg: 1 euro.” Cebolla. Neologismo total. Además de seseo, vemos la confusión entre las letras b y v y otro fenómeno lingüístico, el yeísmo.

“¿Vas hacer mi mujer?” ¿Vas a ser mi mujer?

“Horario de buces.” Horario de buses.

¿También les sorprende que sea la raza humana capaz de crear con su lengua materna?