¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper



 

El Instituto Castellano y Leonés de la Lengua y la Diputación de Burgos organizaron en el Palacio de la Isla de Burgos el ‘Congreso Internacional Las Glosas Silenses. Casi mil años después’, encuentro que reunió durante tres días -27, 28 y 29 de noviembre- a los principales expertos de universidades españolas en este documento, considerado uno de los primeros testimonios escritos que descubren los principios de una nueva lengua, como sucede con los cartularios de Valpuesta y San Pedro de Cardeña.  

El director del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, Gonzalo Santonja, anunció durante la inauguración la intención de la institución de poder publicar en enero de 2020 las actas de este encuentro, que recogerán el conjunto de intervenciones de los especialistas que durante tres días -27, 28 y 29 de noviembre- participan en esta cita. La institución, además, confía en poder tener listo para su publicación en primavera la nueva edición crítica de las Glosas Silenses, inédita porque incluiría el facsímil (fotografías de gran calidad del documento original que se encuentra en la British Library londinense), la transcripción y el traslado del latín al castellano del Penitencial y los estudios que resulten del congreso. La calidad de las imágenes del original, que aportan grandes reales del original han permitido a los especialistas apreciar detalles desconocidos y avanzar en la investigación.  

El profesor de la Universidad de Valladolid José Manuel Ruiz Asencio, uno de los mayores expertos en las glosas, adelantó que entre los matices novedosos sobre el manuscrito se encuentra el hecho comprobado de que una misma mano es la que escribe el texto del libro, un Penitencial fechado en el siglo XI, y la que realizó las anotaciones conocidas como glosas. Según señaló, no sucede lo mismo con las Glosas ‘Emilianenses’, cuyo primer documento es más antiguo (finales del IX principios del X).

Ruiz Asencio apuntó igualmente que uno de los aspectos más interesantes de la investigación en torno a las Glosas Silenses es la posible intervención de San Lesmes. Según señaló, el monje benedictino puede ser una pieza clave para explicar cómo llegó el códice a tierras burgalesas, pues se ha documentado el contacto entre las comunidades religiosas del monasterio de San Juan y San Baudilio de Nimes. El también autor de la edición Las Glosas Emilianenses y Silenses (Ayuntamiento de Burgos, 1993), remarcó que el gran misterio a resolver es la procedencia de tan valiosa copia, que a priori se ubicaba en San Millán o Silos. Lo que sí se ha verificado es que el códice original provenía de San Millán o su entorno.

El director de Políticas Culturales de la Junta, José Ramón González, que se desplazó a la capital burgalesa para asistir a la jornada inaugural, quiso subrayar el respaldo de la Consejería de Cultura y Turismo al trabajo que la institución viene realizando en el ámbito de la investigación de los orígenes del español en Burgos y Castilla y León.

La presentación previa reunió a Raquel Contreras, diputada de Cultura de Burgos y a Antonio Miguel Méndez Pozo, vicepresidente de la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021.

Durante la presentación previa de los contenidos, Santonja destacó que la nueva edición incluirá la traslación del Penitencial en latín clásico al castellano actual que ha hecho el profesor Carlos Enrique Pérez (Universidad de Burgos).

 

Inicia sesión para enviar comentarios