¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper

Elementos filtrados por fecha: Enero 2019
Viernes, 11 Enero 2019 10:36

¡Cómo han cambiado las series!

 

Allá por el año 1992, cuando la persona que les relata estas líneas era un tierno infante, las series de televisión se entendían de otra manera. Uno no tenía a un ‘click’ de distancia la posibilidad de ver el siguiente capítulo. Las series se contaban con los dedos de una mano y cada una en su día de estreno era un verdadero acontecimiento social, ya fuese en la televisión pública, privada o de pago.

La forma de consumir este producto ha cambiado de una manera increíble. Todavía recuerdo que si querías conocer lo que haría Concha Cuetos en su botica de barrio tenías que esperar una semana para ello. Si deseabas más material sobre los casos del doctor Nacho Martín, tenías que suplicar a Emilio Aragón que alargarse los capítulos entre pausa y pausa publicitaria. No hay que olvidar que en España los años noventa, al menos a modo de telecomedia fueron de Farmacia de Guardia y Médico de Familia.

La irrupción de la Televisión Digital Terrestre  2005 fue el primer cambio de esta forma tan entrañable de consumir series. Es ley de vida, a más canales, más producción y por lo tanto más producciones seriéfilas. En los años posteriores llegaron las plataformas de pago, la ‘televisión inteligente’ y sobre todo Internet.

En la actualidad, si quieres seguir Vis a Vis, Fariña o cualquier serie de la parrilla de televisión, la mayoría de tus problemas se dirigen al hecho de que esta haya finalizado su rodaje y postproducción o a poder encontrar el vehículo adecuado para consumirla.

Hay un total desborde en cuanto a producción. Existen más series de las que uno pueda ver. Y no sólo eso, ahora sí tienes ese ‘click’ de distancia para poner el siguiente capítulo, saltar la publicidad o pasar a una de las 200 producciones existentes en la mayoría de plataformas.

Ha cambiado el hecho social de ver una serie, ahora puedes crear ‘maratones’ de capítulos y temporadas, debatir en foros sobre el rumbo de la trama, presionar desde las redes sociales para que vuelva ese o aquel personaje.

¡Cómo han cambiado las series!