¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper

Elementos filtrados por fecha: Enero 2019
Viernes, 25 Enero 2019 12:38

3 Refranes sobre el dedo

 

Tradicionalmente, el “dedo” significa” cada uno de los 5 apéndices articulados en que terminan la mano y el pie del hombre y, en el mismo o menor número, de muchos animales”. En nuestra vida cotidiana, cuando se refiere la palabra “dedo”, siempre se nos ocurren el dedo pulgar, el dedo índice, el dedo medio , el dedo anular y el dedo meñique. Sin embargo, en el contexto de las refranes o los “slangs”, los significados de las locuciones relacionadas con dedo pueden ser variadas. He seleccionado 3 locuciones en RAE y procederé a introducirlos sobre su origen y utilización.

  1. antojársele a alguien los dedos huéspedes

      loc. verb. coloq. Ser excesivamente receloso o suspicaz. (Según RAE)

       Esta expresión proviene del antiquísimo y rico refranero español y originalmente se decía del siguiente modo: ‘Al miedoso, los dedos se le antojan huéspedes’. Según esto, podemos saber que la premisa de “Los dedos se le antojan los huéspedes” es el miedo. Los dedos se antojan huéspedes significa literalmente que alguien, en un momento, puede asustarse de algo que le está tocando y estos ser sus propios dedos los cuales no identifica debido al canguelo que está pasando. El término ‘huéspedes’  se refiere a algo que no corresponde con el lugar donde está y viene a advertirnos que a aquel individuo que es miedoso por naturaleza cualquier cosa le asustará incluyendo los dedos de su propia mano. “Antojarse” significa “ofrecerse a la consideración como probable”. Cuando se nos antoja alguien los dedos huéspedes, siempre el sospechoso nos muestra algunas señales de miedo para ocultar los errores que ha cometido.   

  1. No tener dos dedos de frente

Esta locución proviene de la teoría de Franz Joseph Gall quien destacó por su teoría de frenología que ahora es considerada como un tipo de pseudocencia por su supuesta capacidad de presidir el carácter , anomalía mentales, aptitudes y la personalidad de una persona a través del tamaño, forma y protuberancias de la cabaza. Según, Franz Joseph, cuánto más ancha fuese la frente, más inteligente era el individuo. Por esta razón, aquellos que tenían una frente estrecha con un ancho menor a dos dedos eran menos inteligentes. Por eso utilizamos la expresión “no tener dos dedos de frente” hoy para describir persona limitada y de pocas luces.

  1. Meter a alguien el dedo en la boca

Según RAE, esta locución se emplea para asegurar que una persona no es tan tonta como se suponía. Es decir, a fin de mostrar la confianza a sí propio hacia la persona quien le desprecia. Por ejemplo, Luis le mete a su padre el dedo en la boca a través de sus calificaciones excelentes en la carrera de ciencia.

Sin embargo, en el Perú y varios otros países americanos, “meter el dedo en la boca” significa “engañar” Hay escenas alternativas para derivar ese significado. Por ejemplo, el hermanito mayor, le quita la mamadera al menor, y mientras se toma la leche, le mete el dedo en la boca al bebé para que no alerte con llanto a la madre; el pequeñito chupa el dedo de su hermano como si fuera el chupete de su mamadera; Lo han engañado, le han metido el dedo en la boca.

 

El Instituto Castellano y Leonés de la Lengua ha convertido la investigación de los orígenes del español en seña de identidad y en bandera de una realidad cultural y lingüística que hunde sus raíces en la provincia burgalesa. Los estudios promovidos por esta institución en torno a los cartularios de la colegiata de Santa María de Valpuesta y del Monasterio de San Pedro Cardeña han puesto en evidencia una realidad científica incuestionable, como es el estrecho vínculo que la provincia guarda con los orígenes del español. La comunidad científica ha acogido con gran satisfacción esta investigación, que es tenida ya en cuenta en los estudios lingüísticos que imparten las universidades.

La publicación de la extensa investigación vinculada a ambos trabajos, realizada en ambos casos en coedición con la Real Academia Española (RAE) permite entender el alcance final de lo que Valpuesta y su cartulario representan en el debate en torno a los orígenes de una lengua hablada en el mundo por más de 500 millones de personas.

Con este punto de partida, el siguiente paso tenía que estar vinculado a la difusión. Por la divulgación de este material entre los estudiantes, empezando para ello desde los primeros niveles formativos. En esta línea divulgativa, esta institución se ha puesto manos a la obra y ha sellado una primera ‘alianza’ con otras dos instituciones, la Fundación Cajacírculo y la Fundación Ibercaja, a través de la cual se van a articular un conjunto de actividades didácticas y propuestas en las que tomarán parte participarán alumnos de cinco colegios burgaleses, cn propuesta realizadas en función de cada tramo de edad (Primaria, Secundaria, Bachillerato)

El proyecto ‘Valpuesta en los colegios’  contará con la participación de escolares de Educación Primaria, Secundaria y Bachillerato y las actuaciones previstas se extenderán a alumnos de  cinco centros educativos de la capital burgalesa: el colegio diocesano María Madre, Visitación de Nuestra Señora Saldaña, Colegio Círculo, Colegio San Pablo Apóstol y Santa María la Nueva-San José Artesano de Burgos y en las iniciativas participarán estudiantes de Primaria, Secundaria y Bachillerato.

Concursos de dibujo y de microrrelatos, de trivial por equipos, la publicación de un cómic sobre Valpuesta, talleres didácticos, charlas de profesores y visitas al Palacio de la Isla, sede de la institución, para conocer el trabajo realizado en torno a los orígenes del español, forman la batería de propuestas de un proyecto que nace con vocación de permanencia y que resulta necesario para divulgar la realidad de los orígenes del español y el nexo que mantiene con Burgos, provincia donde se localizan los primeros registros de palabras en la lengua del habla cotidiana, cuando comienza a desligarse del latín ‘oficial’.   

 

Luis Ramos de la Torre (Seminario Permanente Claudio Rodríguez) y María Consuelo Altable (Eirene Editorial) presentan el libro Don y aventura (antología poética).

El libro ‘Don y aventura’ se presenta ante el lector como una nueva y amplia selección de la poesía de Claudio Rodríguez (Zamora, 1934–Madrid, 1999), con el complemento de una cuidada introducción donde la obra y la vida del zamorano se sitúan en un mismo plano, así como con el de tres anejos: una muestra de los llamados «poemas laterales» (aquellos que Rodríguez nunca incluyó en sus poemarios); las imágenes de los manuscritos de uno de sus poemas inéditos, que nunca llegó a concluir, y la introducción que el mismo poeta escribió para la edición de, por aquel entonces, su poesía completa publicada en Cátedra, que funciona como una suerte de poética que acercará aún más a los lectores al ideario poético de Rodríguez.

Sergio García García, uno de los editores del poemario, que acude al acto de presentación en la Biblioteca Pública de Zamora, es graduado en Estudios Hispánicos: Lengua Española y Literatura y máster en Literaturas Hispánicas, Arte, Historia y Sociedad por la Universidad Autónoma de Madrid. Actualmente forma parte del Departamento de Filología Española de esta misma Universidad como becario FPI, donde, entre otras labores, realiza su tesis doctoral sobre la poesía de Manuel Vázquez Montalbán, dirigida por el profesor José Teruel Benavente.

Su labor investigadora está orientada al estudio de la métrica, de la poesía española e hispanoamericana de los años ochenta y noventa, del grupo de los novísimos y de la promoción poética del Medio Siglo, con especial atención a la figura de Claudio Rodríguez, temas sobre los que ha publicado en diversos foros científicos. Formó parte del grupo EdOBNE (Edad de Oro en la Biblioteca Nacional) y es socio fundador de Philobiblion: Asociación de Jóvenes Hispanistas y su actual presidente. Asimismo, es autor de varios poemarios.

LUGAR

Salón de actos de la Biblioteca Pública de Zamora

Plaza Claudio Moyano, s/n. - C.P.: 49001 Zamora.  

FECHA DE INICIO

30 de enero de 2019

HORARIO DE INICIO

20:00 h.

COLECTIVO DESTINARIO

Adultos

PRECIO

Gratuito (Entrada libre hasta completar el aforo)

TIPO DE EVENTO

Presentación

ENTIDADES ORGANIZADORAS

  • Organiza: Seminario Permanente Claudio Rodríguez
  • Patrocina: Caja Rural de Zamora
  • Colabora: Biblioteca Pública de Zamora, Junta de Castilla y León

      Si eres una persona muy responsable y muy puntual pero encuentras a alguien un poco perezoso con quien trajas o te relacionas ¿qué debes hablar con él si hay algo urgente para hacer? En el mundo del castellano, existe una serie de expresiones para incitar a una persona que comience a hacer lo que tiene que hacer.

  1. ¡Venga, rápido!

      Imagínate que huyes con tu compañero de persecución del diablo en una escena de dibujos animados y tú siempre eres más flexible que él, cuando tenéis que cruzar una cueva mientras el diablo está acercándoos, enseguida arrastras la mano de tu compañero y grita: “¡Venga, rápido!”

  1. ¡Dale, dale!

     “Dale” es una locución de Argentina. Primero, se usa como respuesta afirmativa a una propuesta o invitación. Por ejemplo,―¿Querés ir al cine esta noche?, ―¡Dale!, vamos, ¿a qué hora?, en este contexto este equivale a “vamos”, “vale”. Cuando tenemos que utilizarlo para incentivar a una persona para que haga algo, hablamos así: ¡dale!, dejá de estudiar un rato y vení con nosotros a la fiesta.

  1. ¡Date prisa!

     Esta frase significa apresurarse en la ejecución de una cosa. Siempre la utilizamos en una ocasión de trabajo y si no nos marchamos enseguida, perderemos  un asunto importante. Hablamos así: “Date prisa, o llegamos tarde.”

  1. ¡Que es para hoy!

     También es una frase habitual en las ocasiones en trabajo. Siempre es un miembro responsable o el líder de un grupo quién dice a sus colegas cuando tienen que entregar el trabajo o cumplir una tarea a plazo último.

  1. ¡Espabila!

      La expresión significa ‘no pierdas el tiempo’ o ‘concéntrate en lo que estás haciendo’.

  1. ¡Ponle más salero!

    Es una expresión más positiva y contiene el sentimiento de incitar e incentivar. “Ponle más salero” expresa una actitud positiva como: “anímate, el triunfo llegará.” Pero esta no puede ocultar la preocupación del hablante.

  1. ¡Los he visto más rápidos!

      Esta expresión contiene una sensación de criticar a alguien, es decir, “No prolongues más tu despedida!”

  1. ¡Sacúdete la pereza!

     Podemos imaginar que en una familia hay una madre quien siempre picotea porque tienes un hijo perezoso. Cuando el niño pasa toda la noche jugando vídeo juegos sin cumplir ni pizca de sus trabajos, el madre le gritó “¡Sacúdete la pereza!”

     

     Además de estos ocho, todavía hay las expresiones como “¡Espabila!”, “¡Aire!”, “Andando” y “Arranca ya”. Estas frases son muy breves y sencillas y cuando nos aparecen podemos pensar la escena concreta.

 

     ‘La prensa española de Filipinas (siglo XX)’ es el título de la exposición que desde mediados de diciembre exhibe el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua en su sede del Palacio de la Isla de Burgos. La muestra representa un extenso y documentado recorrido del último siglo y medio de la historia del país asiático a través de la perspectiva que ofrecen números originales de diarios y revistas publicados en lengua española en Filipinas durante más de un siglo.

    El préstamo hecho a esta institución por José Rodríguez, ex-director de la Academia Filipina de la Lengua Española (1994-2003) y director honorario de esa institución, de un sinfín de ejemplares de periódico y revistas originales editadas en lengua española durante más de un siglo ha permitido hacer realidad este singular proyecto, que da visibilidad a una realidad desconocida por muchos hispanohablantes. En la antigua ex colonia española se llegaron a  publicar total o parcialmente en español cerca de 75 publicaciones periódicas, entre diarios y revistas, en los momentos de mayor actividad editorial.

   Ejemplares de los periódicos ‘Voz de Manila’, ‘Los lunes’, ‘Diario de Manila’, ‘La Vanguardia’, ‘Ahora’ y ‘Prensa Libre’ y de las revistas ‘El Debate’ y ‘Democracia española’, esta última de tendencia republicana’, se asoman a las vitrinas de esta exposición y nos acercan a una realidad cultural y social en buena parte desconocida en la que nos llega a sorprender hasta qué punto el español estaba arraigado como lengua vehicular entre la población filipina. El español tuvo durante decenios una posición dominante en la prensa, en la enseñanza, en la vida intelectual e incluso en la política del país asiático, una presencia que fue perdiendo poder poco a poco por distintas razones.

    La historia confirma que el acta de independencia proclamada el 12 de junio de 1896 en Kavit se pensó y se escribió en lengua española, idioma en el que también se dictaron las primeras disposiciones del presidente fundacional, Emiliano Aguinaldo. También se empleó la lengua española en los debates celebrados en la Asamblea Constituyente, en la misma Constitución, en el himno nacional y en numerosos títulos de la literatura clásica y moderna filipina.     

    El extenso fondo monumental de José Rodríguez ha permitido poner en pie este proyecto, que representa al mismo tiempo un recorrido por los hechos más relevantes de la historia de aquel país a través de distintos momentos. La prensa en español de Filipinas vivió su edad de oro desde finales del siglo XIX hasta las años 40 del siglo XX, cuando inicia una decadencia por una serie de factores como la presión ejercida por Estados Unidos y el posterior periodo de dominación japonesa, que desde el primer momento demostró una política hostil hacia la lengua y la cultura españolas.

    Otro factor que resultó determinante a la hora de entender el declive de la prensa en español fue la Guerra Civil española. En opinión de Santonja, director de la fundación y comisario de la exposición, este conflicto bélico representó en la práctica que España perdiera el prestigio que venía manteniendo ante su antigua colonia. Las ‘atrocidades’ cometidas durante esos años quedaron plasmadas y tuvieron una influencia nefasta en la sociedad filipina.

    La década de los 80 representa, sin duda, el peor momento de la  prensa publicada en español en Filipinas. Con el idioma inglés como lengua dominante y el tagalo aumentado de forma progresiva su presencia, el español fue retrocediendo poco a poco hasta su casi completa desaparición  de la prensa escrita. A día de hoy, se sigue hablando todavía en Filipinas y medio millón de personas podrían usarla, según los cálculos que maneja la Academia Filipina de la Lengua Española.    

 

 

La muestra pictórica de Manuel Prados acerca al espectador el tema del progreso desde dos puntos de vista:

Una mirada al pasado desde el trabajo en las ruinas industriales, lugares abandonados o fábricas que han quedado en desuso para realizar una transformación como elementos contemporáneos a través de la practica artística y darles así una segunda vida.

Una mirada al futuro hablando de la inteligencia artificial y de la máquina como producto humano. ¿Si las máquinas son una creación de la humanidad, hasta qué punto no las hemos otorgado una identidad, hasta qué punto no las hemos creado a nuestra imagen?

LUGAR

Fundación Vela Zanetti

c/ Pablo Flórez, s/n. – C.P.: 24003

FECHAS

 Del 9 al 30 de enero de 2019

HORARIO

De martes a sábado, de 10.00 a 13.00 y de 17.00 a 20.00 horas

COLECTIVO DESTINATARIO

Todos los públicos

PRECIO

Gratuito

ORGANIZA

Ayuntamiento de León, Fundación Vela Zanetti

 

Los periodistas Juan Fernández-Miranda y Jesús García Calero, autores del libro ‘Don Juan contra Franco’ (Plaza & Janés) compartieron con el público burgalés la historia de la conspiración que Don Juan de Borbón, conde de Barcelona, promovió contra el general Francisco Franco en 1948, apenas una década después de haber concluido la Guerra Civil. El Instituto Castellano y Leonés de la Lengua acogió el viernes, 14 de diciembre, la presentación de esta publicación en un acto celebrado en el Palacio de la Isla de Burgos, que estuvo moderado por Gonzalo Santonja, director de la fundación.


En esta publicación, los autores estudian los informes que el caudillo recibió de su red de espías sobre la conspiración promovida por el Conde de Barcelona desde su exilio en Portugal. Los dos coautores del libro, jefe de las secciones de Nacional y de Cultura del diario ABC respectivamente, explicaron el origen de una investigación que les permitió tener acceso a una información exclusiva inédita y real, que contenía anotaciones de puño y letra de Franco.


En estos textos es posible acceder a nueva información vinculada a la llegada de Juan Carlos I a España al tiempo que desmonta mitos y lugares comunes relacionados con los apoyos de Franco en la posguerra, tanto fuera como dentro de España, aspectos claves para acceder a la historia reciente de España.

“Sobre todo se trata de un trabajo esencialmente periodístico”, señaló Fernández-Miranda, que reconocía que ellos son periodistas y no historiadores y que tienen la pretensión de trasladar a un público generalista una documentación relevante por lo que suponía de novedosa y crucial.


Fernandez-Miranda y García Calero reconocen que han querido poner en su sitio a personajes claves de la historia de España y desmitificar clichés existentes respecto al carácter, la personalidad y la capacidad tanto de Franco como de Don Juan y de otros muchos personajes históricos a los que se acerca esta publicación.


Los informes a los que han tenido acceso los periodistas arrojan luz sobre la conjura que el monarca promovió y recogen las anotaciones en tinta roja y azul que el propio Franco hizo sobre los documentos que su red de espías le hacían llegar y que permite conocer que el epicentro de dicha conspiración se encontraba en Estoril aunque sus redes iban más allá y se extendían a Barcelona, Londres e incluso el norte de África. Es más, tanto civiles como militares se encontraban involucrados en esta misma trama. El libro, que llegó a las librerías a primeros de diciembre, va por su tercera edición.

Viernes, 11 Enero 2019 10:36

¡Cómo han cambiado las series!

 

Allá por el año 1992, cuando la persona que les relata estas líneas era un tierno infante, las series de televisión se entendían de otra manera. Uno no tenía a un ‘click’ de distancia la posibilidad de ver el siguiente capítulo. Las series se contaban con los dedos de una mano y cada una en su día de estreno era un verdadero acontecimiento social, ya fuese en la televisión pública, privada o de pago.

La forma de consumir este producto ha cambiado de una manera increíble. Todavía recuerdo que si querías conocer lo que haría Concha Cuetos en su botica de barrio tenías que esperar una semana para ello. Si deseabas más material sobre los casos del doctor Nacho Martín, tenías que suplicar a Emilio Aragón que alargarse los capítulos entre pausa y pausa publicitaria. No hay que olvidar que en España los años noventa, al menos a modo de telecomedia fueron de Farmacia de Guardia y Médico de Familia.

La irrupción de la Televisión Digital Terrestre  2005 fue el primer cambio de esta forma tan entrañable de consumir series. Es ley de vida, a más canales, más producción y por lo tanto más producciones seriéfilas. En los años posteriores llegaron las plataformas de pago, la ‘televisión inteligente’ y sobre todo Internet.

En la actualidad, si quieres seguir Vis a Vis, Fariña o cualquier serie de la parrilla de televisión, la mayoría de tus problemas se dirigen al hecho de que esta haya finalizado su rodaje y postproducción o a poder encontrar el vehículo adecuado para consumirla.

Hay un total desborde en cuanto a producción. Existen más series de las que uno pueda ver. Y no sólo eso, ahora sí tienes ese ‘click’ de distancia para poner el siguiente capítulo, saltar la publicidad o pasar a una de las 200 producciones existentes en la mayoría de plataformas.

Ha cambiado el hecho social de ver una serie, ahora puedes crear ‘maratones’ de capítulos y temporadas, debatir en foros sobre el rumbo de la trama, presionar desde las redes sociales para que vuelva ese o aquel personaje.

¡Cómo han cambiado las series!

 

José María Gallardo y Miguel Ángel Cortés, dos de los guitarristas más sobresalientes e internacionales del momento unen talento y estilos para aunar las dos escuelas de la guitarra española: la flamenca y la clásica.

Bajo el nombre de ‘Lo Cortés no quita lo Gallardo’, esta propuesta musical busca un maridaje entre ambos artistas para demostrar que lo clásico no elimina la vena flamenca y viceversa.

LUGAR

Sala Delibes del Teatro Calderón (Valladolid)

c/ Angustias, 1 – C.P. 47003

FECHAS

Del 2 de febrero de 2019

HORARIO

20.00 h.

COLECTIVO DESTINATARIO

Todos los públicos

PRECIO

Entrada General: 11 €

Abonados del Teatro Calderón: 9 €

Menores de 16 años: 9 €

Socios Juventudes musicales 4€

ORGANIZA

Juventudes Musicales de Valladolid