¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

wrapper

Elementos filtrados por fecha: Diciembre 2018

La lectura de la última novela del escritor vallisoletano César Pérez Gellida - ‘Todo lo mejor’ (Penguin Ramdom House)- me ha permitido acercarme a la intensa y personal obra literaria de uno de los autores jóvenes más consolidados de esta Comunidad. Pese a disponer de una extensa carrera a sus espaldas y gozar de una popularidad que pocos consiguen con solo 45 años, reconozco humildemente que hasta la fecha no había tenido oportunidad de conocer la obra literaria de este autor, que ya en 2011 deslumbró a público y crítica con su debut Memento mori, novela del género negro que fue recibida por crítica y público con grandes elogios.


Pérez Gellida demostró entonces con creces su personal estilo y una manera de escribir, distinta, sin presiones ni ataduras, y con una soltura que para sí quisieran muchos otros autores más veteranos. Un estilo propio que llevó a adelante y que ha ido madurando y consolidando paso a paso, con cada nueva obra que publicaba. Gracias, sin duda, a la sintonía demostrada con su legión de lectores, muchos de ellos fieles que no han dudado en seguir un trabajo personal que se extiende hasta la fecha en siete novelas publicadas.


‘Todo lo mejor’, novela que también ha sido finalista este año del ‘Premio de la Crítica de Castilla y León’ que promueve el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua para dar a conocer el trabajo literario de un autor de la Comunidad, marca al mismo tiempo, como anuncia el mismo autor, el inicio de una nueva andadura literaria, que tendrá como protagonista al mismo personaje que aquí hace acto de presencia.


Ambientada en Berlín, en 1980, en uno de los periodos más duros de la ‘Guerra Fría’, tiene como protagonista a Víctor Lavrov, agente del KGB destinado en la capital alemana, que recibe un delicado encargo de sus superiores. Lavrov tiene antecedentes españoles y es nieto de vascos exiliados, un dato que el personaje desliza y que también acerca el personaje con el lector. Una trama compleja, donde se dan la mano la novela de espionaje y una investigación policial clásica del género negro, que deja al lector sin aliento. La investigación en la antigua República Democrática Alemana (RDA) de la muerte de cinco menores, casos aparentemente sin relación entre sí, se convierte en un cao incómodo para las altas instancias políticas, que quieren enterrar el asunto y mirar para otro lado.


Pérez Gellida llegó a la literatura de forma indirecta, procedente del mundo de la empresa. Su licenciatura en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid y su máster en dirección comercial y marketing por la Cámara de Comercio de Valladolid le llevaron a desempeñar varios empleos en empresas vinculadas a las telecomunicaciones y la industria audiovisual. Fue en 2011 cuando decidió dar el salto para dedicarse en cuerpo y alma a la literatura, momento que sin duda, ha permitido a los lectores acceder a un escritor que ha llegado para quedarse.

La escritora almeriense Pepa Calero compartió con el público burgalés los entresijos de su nuevo libro ‘Leer, viajar, estar vivos’ (Casiopea Ediciones), una narración de carácter intimista que marca su debut en la literatura de viajes y con la que quiere rendir un homenaje a los grandes escritores de la Vieja Europa, autores que le han acompañado a lo largo de su vida contribuyendo a forjar un carácter y una personalidad propia. El 20 de junio presentó en el Palacio de la Isla, sede del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, su personal libro de viajes.


El deseo de conocer en persona los lugares que transitaron, de sentir lo que ellos sintieron, de seguir sus pasos, de visitar los cafés en los que se reunían a conversar, de sentarse en las mesas que ellos ocuparon, de respirar el mismo aire, de intentar acercarse a ellos es el motivo último que impulsó a Pepa Calero, en su madurez, a emprender un puñado de viajes por el continente europeo para conocer las ciudades en las que escribieron los escritores que venera. Compartir este espacio físico se convierte para ella en una necesidad que la empuja directamente a emprender viaje para conocer un puñado de ciudades, vivir una experiencia personal y también imbuirse de su espíritu. Ciudades distintas, aunque parecidas.


Viena, Trieste, Varsovia, Praga, Berlín, Salzburgo, Lisboa –y también Tánger- son las ciudades que habitaron Stefan Zweig, Rilke, Cesare Pavese, Joseph Roth, Claudio Magris, Fernando Pessoa, Mazfa Szabó, Bertold Brecht, Isaac Bashevis o Jack Kerouac. Por todas ellas, transita Pepa Calero en un viaje literario que le ha llevado a hacer miles de kilómetros.
Con este punto de partida, Pepa Calero decidió coger la mochila, vencer sus miedos y recorrer media Europa para encontrase con las ciudades que evocaban a sus escritores… El relato de este periplo que la llevó a recorrer media Europa queda reflejado en ‘Leer, viajar, estar vivos’, combinación de experiencias viajeras y también personales.


Se trata de un libro que habla de escritores, de personajes y de paisajes. De una mirada literaria a muchas ciudades europeas evocando al mismo tiempo a sus grandes escritores que forjaron su trayecoria. Un libro intimista de viajes que mezcla frases de la autora con las de las obras maestras de los autores que ella venera.


Pepa Calero sostiene que viaja para escribir, aprender y experimentar, mostrando así que todas las ciudades se parecen de algún modo, que todos los lectores y los viajeros caminan detrás de un triple sueño: Leer, viajar, estar vivos. No es su primera obra, ya que ha ganado varios premios literarios como el del ‘Certamen de Relato Corto: Maternidad, Punto y Aparte’ (Fundación Recoletos) y el galardón de Microrrelatos del ‘V Certamen Internacional de Relato Aste Nagusia’ (Bilbao, 2017). El parto de Clara fu su anterior novela.

 

El Instituto Castellano y Leonés de la Lengua inauguró el 11 de junio en el Palacio de la Isla de Burgos ‘Humor gráfico en la Transición’, proyecto expositivo organizado en colaboración con el Museo Adolfo Suarez y la Transición (MAST) de Cebreros (Ávila) que recrea los años de la Transición en España desde 1976 hasta 1992 a través de las viñetas de los humoristas gráficos que dejaron su talento en las páginas del desaparecido Diario 16.
El trabajo original de los dibujantes que acompañaron la actualidad diaria en este periódico, una de las cabeceras más simbólicas de ese periodo de cambio social y político en España, llega a las vitrinas del Palacio de la Isla ofreciendo un recorrido por esos años a partir de una selección de ilustraciones gráficas y viñetas originales, procedentes del archivo gráfico de ese diario custodiadas por el Museo Adolfo Suárez de Cebreros.


El director de la institución, Gonzalo Santonja, recordó ente los informadores el momento de cambios y transformación social que vivió España al finalizar el franquismo, caracterizado por un sentimiento de ‘ilusión colectiva’ que consiguió instalarse en la sociedad durante años. “Estas caricaturas ponen muchas cosas en su sitio ya que nos permite recordar lo que fue la Transición y en muchos casos nos confirman que hoy en día siguen estando plenamente vigentes”, apuntó Santonja, consciente del esfuerzo colectivo que representó para la sociedad española dejar atrás una dictadura que se prolongó durante casi cuatro décadas.


‘Humor gráfico en la Transición’ tiene una estructura cronológica que favorece la comprensión de la época y permite al visitante observar el avance de la realidad social e ideológica de los españoles, y la evolución de los métodos de trabajo empleados en la redacción del periódico. El recorrido se inicia el 18 de octubre de 1976, fecha de lanzamiento de ‘Diario 16’, y concluye en 1992, fecha simbólica en la que confluyen dos hechos de alcance internacional como los Olimpiadas de Barcelona y la Exposición Universal de Sevilla. Estas fechas abarcan la modernización definitiva del país iniciada en la década de los años 60 del siglo XX.


Las elecciones de 1977, los protagonistas políticos, la irrupción de Adolfo Suárez en el panorama político, la crisis económica, la crisis del PSOE, el referéndum, el terrorismo y otros hechos sociales presentes sirvieron de inspiración a dibujantes como José María Gallego y Julio Rey (Gallego & Rey), Andrés Rábago García ‘El Roto’, Fernando Rubio, José María González Castrillo ‘Chumy Chúmez’ y otros muchos que plasmaron su irónica mirada a la realidad. Es posible seguir cómo los dibujantes se hacen eco de la de la división interna de la desaparecida UCD y el seguimiento del 23-F y el posterior juicio a los golpistas. La larga presidencia de Felipe González, ilustrada por ‘Gallego & Rey’, será la etapa de más peso entre los archivos recuperados y expuestos. El archivo de este periódico ingresó en el Museo Adolfo Suárez y la Transición tras la firma de un convenio con la Fundación San Pablo CEU el 3 de julio de 2012.

 

El Museo Adolfo Suárez y la Transición del municipio abulense de Cebreros acoge desde el 4 de junio la exposición ‘La prensa española de Filipinas (Siglo XX)’, comisariada por José Rodríguez Rodríguez, ex director de la Academia Filipina de la Lengua Española, y por Gonzalo Santonja, director del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua. Se trata de un extenso recorrido por la historia de la prensa publicada en lengua española en Filipinas a través de números originales excepcionalmente conservados
La exposición que ahora aterriza en el MAST, fruto de la colaboración institucional que el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua mantiene con la Diputación de Ávila, permite al público conocer una realidad poco conocida por el gran público. Hasta 73 títulos, entre periódicos, semanarios, suplementos literarios y revistas llegaron publicarse en lengua española en Filipinas, en un recorrido temporal que sufrió los vaivenes políticos y militares.
En este nuevo proyecto expositivo es posible rastrear la realidad de distintas épocas de la historia filipina a través de las páginas de medios como ‘Diario de Manila’, La Vanguardia’, ‘Voz de Manila’, ‘Prensa Libre’’, ‘Los Lunes’, ‘Ahora’ y la revista ‘Democracia española’, de la que se conserva la colección completa, entre otros. Se complementa la muestra con paneles ilustrativos de algunos de los escritores más importantes de la literatura española-filipina. A ello se suma un panel dedicado a la Compañía General de Tabaco de Filipinas, entendida como ‘la primera multinacional española’.
Santonja, que se desplazó a Cebreros para inaugurar esta muestra “singular”, echó mano de las cifras para confirmar que hasta 12 millones de personas en Filipinas tenían conocimiento de lengua española. “José Rodríguez posee la mejor colección de prensa única, como no existe otra igual en el mundo”, manifestó el director de la fundación respecto al origen de la documentación expuesta, señalando que el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua tiene en depósito esta estupenda colección privada.
‘La Prensa española de Filipinas (Siglo XX)’ se estructura en tres periodos cronológicos consecutivos en los que es posible conocer la ‘edad de oro’ –extendida desde 1898 hasta 1940- que coincide con la cesión del dominio de España a Estados Unidos y el desencadenamiento de la guerra filipino-norteamericana que desembocó en la derrota de los independentistas y en el establecimiento de una administración colonial más rígida.


Esta administración persiguió la imposición del inglés pero el español mantuvo durante al menos un año una posición dominante tanto en la prensa como en la enseñanza, en la vida intelectual y en las actividades políticas. En ese periodo se publicaron ‘La Democracia’ (1899-1917), ‘La Unión’ y ‘El Correo de Oriente’.


Entre 1941 a 1945 es el periodo de la dominación japonesa y el comienzo del declive de la lengua española. La agresiva actitud de la administración japonesa acabó con las relaciones diplomáticas entre ambos países. Durante esa etapa se publicaron en lengua española los diarios ‘La Vanguardia’ y ‘Nueva Era’ y también ‘Prensa Libre (bilingüe).


La tercera época se circunscribe al periodo 1946-1983. Establecida la Tercera República de Filipinas, comienza un periodo de reconstrucción económica y de lucha interna con un ejército rebelde. En 1965 Ferdinand Marcos fue elegido presidente, perpetuarse en el poder hasta 1986. Entonces, el inglés se perfila como lengua dominante y el tagalo aumenta su presencia, al mismo tiempo que la lengua española retrocede hasta desparecer en la práctica de la prensa diaria. Se trata, en cualquier caso, de un recorrido único por la historia de la prensa en lengua española en Filipinas.

El Instituto Castellano y Leonés de la Lengua presentó el 28 de mayo, en el Palacio de la Isla de Burgos el cómic ‘Valpuesta. Los Orígenes del Español’, publicación didáctica dirigida a estudiantes realizada con el apoyo de Fundación Cajacírculo y Fundación Ibercaja, entidades que suscribieron en enero un acuerdo para poner en marcha a lo largo de este curso escolar el proyecto educativo ‘Valpuesta en los colegios’. El objetivo de este programa es trasladar a estudiantes de educación primaria y secundaria la importancia que la colegiata burgalesa de Valpuesta y su cartulario tienen en el debate de los orígenes del español.

El director de la institución, Gonzalo Santonja, agradeció a la Fundación Cajacírculo y a la Fundación Ibercaja el compromiso demostrado desde el primer momento a la hora de llevar a cabo este conjunto de iniciativas y reconoció que el cómic ‘Valpuesta. Los Orígenes del español’ realizado por la empresa especializad Unrated Comics tenía la doble virtud de ser ‘riguroso y entretenido’.

“Reconozco que tenía mis dudas iniciales sobre este tipo de publicaciones, pero después de ver el resultado final me siento francamente satisfecho”, añadió Santonja, acompañado en la presentación por Laura Sebastián, directora de la Fundación Cajacírculo y por Iván Sarnago, editor de Urated Comics.  En este sentido, Santonja reconoció que le gustaría que esta misma iniciativa pudiera ser trasladada a colegios de otras provincias. Así, señaló que había trasladado recientemente la propuesta a la Consejería de Educación, convencido del interés que despertará igualmente este programa formativo en otras provincias de Castilla y León.

Con una tirada inicial de 2.000 ejemplares, el cómic se distribuirá entre los alumnos que han participado en el proyecto  ‘Valpuesta en los colegios’, iniciativa que ha implicado a casi 800 escolares de los colegios Diocesano María Madre, San Pedro y San Felices, La Visitación de Nuestra Señora-Saldaña, Colegio Círculo, Colegio San Pablo Apóstol, y Santa María La Nueva-San José Artesano de Burgos. 

Iván Sarnago recordó que el cómic combina dos historias, una de trama más sencilla dirigida a conectar con el lector joven, que tiene como protagonistas a tres jóvenes Alonso, Brenda y Rodrigo, que viajan acompañados del lince Bubastis, estudiante de Filología Hispánica; todos ellos se enfrentarán en una aventura en Valpuesta. Esta historia enlaza con una más compleja en la que, de la mano de los protagonistas, el lector se sumerge en la historia de la evolución de la lengua española a través de los siglos.

Laura Sebastián tuvo también palabras de reconocimiento para esta publicación y anunció que el 8 de junio se celebra en el Palacio de la Isla la fiesta final del proyecto Valpuesta. Esta celebración, que estará dirigida por la artista Verónica Alcácer ‘Niña Vero’, servirá para entregar los premios a los ganadores de los concursos escolares ‘Dibuja Valpuesta’, - dirigido por ‘Niña Vero’; ‘Micorrelato Valpuesta en parejas’, dirigido por Sonia Serna (UBU) y ‘Relato Vive Valpuesta’, dirigido por Pedro Ojeda (UBU). Los ganadores recibirán como premio por sus trabajos vales para adquirir material escolar y libros en comercios de Burgos.

La directora de la Fundación Cajacírculo agradeció la implicación demostrada por los profesores de la Universidad de Burgos Sonia Serna y Pedro Ojeda y por la artista Verónica Alcácer en el proyecto divulgativo ‘Valpuesta en los colegios’.

Viernes, 31 Mayo 2019 11:17

Y TÚ, ¿A QUÉ SUENAS?

 

¿Quién no ha intentado adivinar la procedencia de alguien sólo atendiendo a la entonación de su voz? Seguro que tú también has intentado imitar alguna vez el acento de otros lugares, quizá con poco éxito. Estos retos, aparentemente sencillos, no lo son tanto y a veces, sin pretenderlo, hacemos el ridículo. ¿La razón? Cada variante del castellano tiene su propia cadencia acentual, en algunos lugares se alargan más las vocales mientras que se suprimen consonantes, en otras se pronuncian todas y se habla más lento, etc. Las combinaciones son muy numerosas y dependen de muchos factores, cada acento tiene sus rasgos fonológicos característicos, sus entonaciones y su dominio determina que la comunicación sea eficaz. Pero es uno de los aspectos que más nos cuesta aprender a la hora de estudiar un idioma extranjero y que origina más malentendidos en la comunicación oral y escrita.

Todos tenemos un acento, este viene determinado por el lugar donde hemos nacido o vivido y la lengua que hemos aprendido de nuestros padres, pero también cada uno de nosotros tenemos un timbre, una cadencia determinada que nos diferencian de los demás. Estos dos factores nos posicionan en el mapa lingüístico y además son nuestra carta de presentación más directa.

Para hacerlo más sencillo consideraremos el acento como el conjunto de rasgos fonológicos  y prosódicos que nos son propios por nuestro lugar de nacimiento y nuestra clase social y que nos configuran como parte de un grupo, tener acento gallego, por ejemplo.

Por otro lado, la entonación que podría definirse como las modulaciones cadenciales, la melodía con la que recubrimos las palabras para imprimir en ellas distintas intenciones. Y es que no diremos de la misma manera “¡Qué buen día hace!”  un día de lluvia y vendaval que un día realmente soleado, porque la ironía se apoya, además del contexto, en la entonación.

Profundizando un poco más en este aspecto diremos que la entonación es un concepto escurridizo muy difícil de estudiar, por eso no es uno de los aspectos lingüísticos más analizados. Aun así, aquí vamos a intentar explicarlo muy brevemente. La entonación surge de la mezcla de los sonidos, determinados por los que más frecuentemente aparecen en cada idioma —en español la a —.El tiempo, es decir, la duración más o menos rápida o lenta de lo que se dice y, por último, la intensidad que varía dependiendo de donde pongamos el énfasis en las palabras. Estos tres factores van creando una melodía que no sólo depende de la lengua que se habla sino también de quién lo dice y cuándo lo dice. Para que sea más sencillo, no entonará igual un hombre que quiere pedir un favor que una mujer que está regañando.

Acento y entonación están íntimamente unidos, porque cada acento tiene su entonación propia y en el caso del español tenemos multitud de variantes que dan lugar a que haya multitud de acentos. Esta riqueza es fascinante y nos permite admirar la inmensa musicalidad de un idioma tan rico.

Desde aquí os invitamos a que abracéis vuestro acento materno y nunca os avergoncéis de él. Eso sí, cuando estudiéis otra lengua intentad conocer sus cadencias y sonoridades, pues estas son fundamentales para que te entiendan bien.

Por último aquí os dejamos un enlace para que pongáis a prueba vuestro conocimiento y adivinéis el acento

 

El Festival Internacional de las Artes de Castilla y León, que tendrá lugar en Salamanca entre el 29 de mayo y el 2 de junio de 2019, propone como relato vertebrador de esta decimoquinta edición consecutiva "un viaje musical a través de las emociones" invitándonos a través de él a abrir nuestros sentidos y ensanchar los horizontes de nuestra percepción y conocimiento de lo real.

FÀCYL ofrecerá en esta ocasión más de 80 conciertos y espectáculos de vanguardia con la participación de artistas de primer nivel de la talla de Femi Kuti, O’Fun’killo, Morgan, Sôber, Agoraphobia, Juan Perro (Santiago Auserón), La Excepción o Los Punsetes, entre otros.

En esta nueva edición, FÀCYL refuerza su personalidad y estilo propios, además de su vínculo con la ciudad de Salamanca. Como en los años anteriores, el casco histórico de la ciudad conformará durante cinco días el ‘Territorio FÀCYL’. El conjunto catedralicio y los espacios históricos universitarios convivirán en un respetuoso diálogo con las distintas propuestas artísticas, desde la música, a la danza, el teatro, el circo, las exposiciones y los debates culturales.

FECHA DE INICIO

Del 29 de mayo al 2 de junio

COLECTIVO DESTINARIO

Todos los públicos

TIPO DE EVENTO

Festival

ENTIDAD ORGANIZADORA

Junta de Castilla y León, con la colaboración del Ayuntamiento de Salamanca

LUGAR DE CLEBRACIÓN

El festival se desarrolla en diversos espacios de Salamanca (consultar el programa).

PRECIO

Puedes consultar tanto eventos como precios en la web del festival: http://www.facyl-festival.com/

«De una misma urdimbre» es un proyecto expositivo que propone una visita alternativa a la colección permanente del Museo Etnográfico Castilla y León. La propuesta invita a dialogar con los objetos expuestos. Se trata de un intento de comunicación con el espíritu que definió la forma de estos enseres, con su época, con las necesidades y motivaciones que les dieron origen. Parece una tarea imposible si se piensa en el abismo que nos separa del espacio-tiempo que los produjo. Sin embargo, es un ensayo válido en cuanto que aún laten en ellos sus motivaciones profundas: el temor a la muerte y la celebración de la vida.

El conjunto de piezas que conforman «De una misma urdimbre» están resueltas –salvo algunas excepciones– en papeles metalizados plegados. La elección de este material es una manera de señalar la distancia insalvable entre nuestro ahora y la época de que aquellos datan.

FECHA DE INICIO

Del 28 de mayo de 2019 al 12 de enero de 2020

HORARIO

De martes a domingo, de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 hrs.

COLECTIVO DESTINARIO

Todos los públicos

TIPO DE EVENTO

Exposición, Instituciones culturales

ENTIDAD ORGANIZADORA

Junta de Castilla y León a través del MECyL

LUGAR DE CLEBRACIÓN

Museo Etnográfico de Castilla y León. C/ Sacramento, s/n. - C.P.: 49001 Zamora.

PRECIO

Entrada libre

El escritor zamorano Tomás Sánchez Santiago compartió con el público burgalés su último trabajo literario, Años de mayor cuantía. Memoria y Fábula (Eolas), un relato que constituye  un cruce de géneros y un híbrido en el que se dan cita recuerdos personales, pequeñas historias que han acabado configurando una vida. La Sala Polisón del Teatro Principal de Burgos acogió el viernes, 24 de mayo, la presentación de este título, galardonado en marzo con el ‘XVII Premio de la Crítica de Castilla y León’ que organiza anualmente el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua para reconocer el trabajo literario de un escritor de la Comunidad.

Años de mayor cuantía fue reconocido por un jurado profesional integrado por críticos literarios, profesores de Universidad y periodistas de Castilla y León, reunido en el Palacio de los Verdugo de Ávila el 5 de marzo. El título se impuso finalmente a los otros ocho libros seleccionados como finalistas de esta convocatoria y se entregará oficialmente al autor el próximo sábado, 1 de junio, en la Feria del Libro de Valladolid. El libro constituye un ejercicio de escritura que hibrida géneros, voces y tonos y  acaba rescatando sucesos capitales que acabaron configurando un carácter. 

Leonés de adopción, Sánchez Santiago tuvo la oportunidad de hablar de esa forma de escribir tan personal y característica, que dio anteriormente sus frutos en la anterior novela Calle Feria, y que se aproxima a otras obras previas como Para qué sirven los charcos, Los pormenores o La vida mitigada. Él mismo reconoció que se trata de una novela y también una colección de cuentos o capítulos con un hilo común que tiende un narrador que recuerda, inventa o se apropia de las historias reunidas. Igualmente, reconoció que el título de este libro alude directamente al sistema de computación que las personas tenemos de nuestras vidas, que en ocasiones va más allá de calendarios y relojes y permite sustituir el lenguaje de las fechas por datos vitales, hechos particulares o públicos que por alguna razón misteriosa quedaron fijados en nuestra memoria.

Tomás Sánchez Santiago (Zamora, 1957) es poeta, novelista y ensayista. Ha sido  profesor de Educación Secundaria en varios institutos de Castilla y León. Su obra poética comprende títulos como Amenaza en la fiesta (1979), La secreta labor de cinco inviernos (1985), Vida del topo (1992), En familia (1994), El que desordena (2006) y Pérdida del ahí (2016). También ha cultivado un tipo de prosa breve, a medio camino entre el relato, la poesía, el diario y la reflexión, en títulos como Para qué sirven los charcos (1999), Los pormenores (2007) o La vida mitigada (2014). Sus estudios literarios han girado sobre autores como Gustavo Adolfo Bécquer, Carlos Barral, José Ángel Valente, Antonio Gamoneda, Claudio Rodríguez, Aníbal Núñez o Emilio Adolfo Westphalen, entre otros.

 

Se me pide que esplique por qué escribo yo con jota las palabras en “ge”, “gi”; por qué suprimo las “b”, las “p”, etc., en palabras como “oscuro”, “setiembre”, etc., por qué uso “s” en vez de “x” en palabras como “excelentísimo”, etc. Primero, por amor a la sencillez, a la simplificación en este caso, por odio a lo inútil. Luego, porque creo que se debe escribir como se habla, y no hablar, en ningún caso, como se escribe. Después, por antipatía a lo pedante.

¿Quién no se ha planteado alguna vez una reflexión similar a esta? ¿Quién no ha pensado alguna vez que las reglas ortográficas se rigen por pautas alejadas de toda lógica?

 Muchas veces la ortografía más parece un campo de minas que un lugar seguro al que poder atenerse a la hora de crear una buena redacción. Si b y v suenan igual ¿porqué mantienen grafías diferentes? ¿Quién es el responsable de que  coger lleve g pero crujir sea con j? Son muchas las preguntas que nos pueden surgir a la hora de escribir, de momento, la única explicación a todo este batiburrillo de normas,  en principio aleatorias, reside en que la RAE, al redactar la primera ortografía  en 1741, decidió inclinarse mayoritariamente por el criterio etimológico a la hora de establecer las grafías. Es decir, se decidió atender al origen de las palabras a la hora de determinar sus grafías y, por lo tanto, a partir de esa fecha se unificó la norma y, como no podía ser de otra manera, aparecieron los críticos.

Hay que reconocer que el castellano es una de las lenguas que mantiene de manera más continuada la correspondencia entre fonema y grafía, pero no siempre es así y seguimos manteniendo distinciones que a priori parecen arbitrarias. Por eso, siempre aparecen voces críticas que abogan por la creación de una ortografía fonémica que no solo nos simplifique las cosas, sino que nos permita adecuar la escritura a nuestra pronunciación. Juan Ramón Jiménez es uno de los escritores que se inclina hacia esta tendencia y afirma, como en el párrafo anteriormente citado, que la simplificación debe primar sobre cualquier intencionalidad ortográfica. En este sentido también escribe Unamuno, quién lanza un dardo sutil y certero sobre la cuestión ortográfica:

Si se adoptase una ortografía fonética sencilla, que aprendida por todos hiciera imposible, o poco menos, las faltas ortográficas ¿no desaparecería uno de los modos de que nos distingamos las personas de buena educación de aquéllas otras que no han podido recibirla tan esmerada? Si la instrucción no nos sirviera a los ricos para diferenciarnos de los pobres ¿de qué nos iba a servir?”.

Por otro lado, uno de los gramáticos más importantes de nuestra lengua, Don Emilio Alarcos Llorach, considera que: "Los incapaces de aprender una ortografía tan fácil como la española padecen de alguna especie de disgrafía". Abundando en esta idea crítica con la reforma ortográfica, Arturo Pérez Reverte tiene un artículo donde ironiza sobre los peligros de esta tendencia: http://arturoperez-reverte.blogspot.com/2010/09/limpia-fija-y-da-esplendor.html

Sea como sea, de momento tendremos que seguir ateniéndonos a las normas impuestas por la Academia. Eso sí, nunca está de más conocer otros puntos de vista que nos permitan darnos cuenta de que la lengua no es tanto normas impuestas desde un organismo exterior, sino algo que nos acompaña y evoluciona con nosotros.

 

Página 1 de 78